Las mejores bicicletas todoterreno

El barro, la arena, la suciedad y la tierra están llamando a tu nombre, y con el par correcto de ruedas debajo, puedes responder. Hacer un recorrido todoterreno en una bicicleta es totalmente posible con la bicicleta correcta, ya que estos equipos tienen características de diseño y componentes especializados que permiten viajar a través del país sobre los terrenos más difíciles. Las bicicletas todoterreno vienen adecuadas para una variedad de disciplinas y condiciones. Ya sea que estás buscando conquistar una montaña local o simplemente el camino de tierra a tu casa, conseguir la mejor bicicleta para el trabajo puede darte la comodidad y el control que necesitas para seguir adelante con confianza.

Manejo y rodaje

El mayor problema con la toma de una bicicleta todoterreno es la tracción. Sin ella, no llegarás muy lejos en tierra suelta o arena. Las mejores bicicletas todoterreno comparten un diseño de neumático similar. Neumáticos anchos con hileras de dientes de goma proporcionan amortiguación y flotación para la vibración y la sacudida del terreno duro, y los dientes de goma se hunden en terrenos sueltos, como las suelas de un par de botas de montaña. Este agarre permite transitar áreas donde los neumáticos suaves y angostos de una bicicleta de carretera serían inapropiados.

Bicicleta de todoterreno para montaña

La bicicleta todoterreno por excelencia es la bicicleta de montaña. Con neumáticos de tacos anchos, esta bicicleta puede conquistar casi todo, tanto dentro como fuera del camino. Las bicicletas de montaña pueden incluir una suspensión delantera o trasera, o ambas cosas. Estos sistemas de suspensión utilizan un resorte de metal o una bomba hidráulica para permitir la absorción contra los obstáculos de tamaño medio, como raíces y rocas. La suspensión no sólo se refiere a la comodidad, ya que la absorción del impacto contra los obstáculos ayuda a que el ciclista mantenga el control de la bicicleta, dándole a estas bicicletas una gran ventaja por sobre las más rígidas. Las bicicletas de montaña son de todoterreno y son las mejores para las travesías fuera del camino en una amplia variedad de condiciones y climas.

Lo gordo puede ser bueno

Las fatbikes son un subgrupo especializado de bicicletas de montaña que tienen tamaños extra-anchos de neumáticos para una máxima flotación. La flotación permite viajar sobre terreno especialmente flojo, como arena de playa o nieve. Una fatbike se diseña generalmente con un marco rígido, ya que la bicicleta está diseñada para moverse más lentamente por encima de obstáculos. Además, los neumáticos súper anchos hacen un muy buen trabajo al absorber todo lo que un sistema de suspensión haría. Las fatbikes son especialmente populares para los ciclistas de invierno, ya que son capaces de viajar sobre el hielo y la nieve. Esta bicicleta es la mejor para el terreno más inhóspito, pero tiene poca velocidad y agilidad.

Mi vida va rápidamente cuesta abajo

A medida que más y más ciclistas comenzaron a usar sus bicicletas de montaña cuesta abajo en colinas especialmente empinadas, nació un deporte de carreras dentro del ciclismo de montaña, llamado ciclismo cuesta abajo. Una bicicleta de descenso es similar a una bicicleta de montaña, pero tiene algunas características que la distinguen. Estas bicicletas son siempre de doble suspensión y cuentan con un choque frontal de gran tamaño con un recorrido de varias pulgadas más que el del sistema de suspensión de una bicicleta típica. Una larga distancia entre ejes y el tubo de dirección coloca al ciclista más atrás en el asiento, lo que es ideal para la fuerte pendiente de la mayoría de las pistas cuesta abajo. Estas bicicletas son las bicicletas todoterreno más duraderas y estables y son las mejores para los ciclistas que están compitiendo cuesta abajo en las colinas escarpadas.

Uso de bicicleta de carretera fuera del camino

Una bicicleta de ciclocross es la prima de la moderna bicicleta de carretera, con las barras paralelas y una geometría apretada que es evocadora de las bicicletas utilizadas en la competencia en el pavimento. Estas bicicletas de ciclocross tienen algunas diferencias claves en su configuración con respecto a las bicicletas de carretera, incluida la ubicación en el marco y la toma de los manubrios, así como neumáticos más anchos. Estas bicicletas tienen también a menudo frenos de disco en lugar de los frenos de llanta, lo que genera un aumento en el rendimiento de frenado en condiciones húmedas, embarradas o heladas. Una bicicleta de ciclocross es lo mejor para los ciclistas que quieren algo ligero, con rápido rendimiento, y no necesitan la absorción de choque que poseen las bicicletas de montaña.

Más galerías de fotos



Escrito por max roman dilthey | Traducido por mariela rebelo