Los mejores arreglos de custodia para los niños

El establecimiento de los mejores arreglos de custodia para un niño debe llevarse a cabo caso por caso, de acuerdo a la Sección de la Asociación Estadounidense de Abogados de Derecho de Familia. Lo que es ideal para un niño y lo que es ideal para sus padres en un caso puede ser inapropiado en otra situación. Todas las leyes estatales reconocen una variedad de opciones a la hora de determinar los arreglos de custodia para un niño. Estos estatutos permiten a los padres tratar de negociar y acordar un acuerdo de custodia adecuada. Si no se llega a dicho acuerdo, el tribunal establece un régimen de custodia que el juez estime más conveniente.

Custodia legal

La custodia legal se refiere a ese elemento del arreglo o medida privativa de abordar cómo se tomarán las decisiones importantes de la vida de un niño, de acuerdo con la Facultad de Derecho de Cornell. Existe la custodia legal exclusiva cuando sólo un padre obtiene la autoridad para tomar decisiones para el niño. La custodia legal conjunta representa la situación en la que ambos padres comparten por igual la toma de decisiones para el menor. Las decisiones importantes de la vida incluyen asuntos relacionados con la religión, la educación y la atención sanitaria. La custodia legal conjunta es la mejor disposición en circunstancias en que ambos están en condiciones de tomar decisiones responsables para el niño. La custodia legal exclusiva es preferible cuando sólo un padre razonable puede tomar decisiones significativas. Por ejemplo, si un padre está encarcelado, en mal estado de salud o trabaja bajo una adicción, la custodia exclusiva es una disposición preferida.

Custodia residencial conjunta

La custodia residencial conjunta se define un poco diferente de un estado a otro. Un acuerdo beneficioso en muchos casos, la custodia residencial conjunta típicamente implica el establecimiento de una residencia principal para el niño con uno de los padres, de acuerdo con la Facultad de Derecho de Cornell. El padre sin custodia goza de lo que a menudo se define como el tiempo de crianza razonable y regular o visitas con el niño. La disposición permite al niño mantener una base estable, así como mantener una relación significativa con ambos padres.

Custodia residencial compartida

Existe la custodia residencial compartida cuando ambos padres proporcionan una residencia para un niño una cantidad sustancialmente igual de tiempo. El principal beneficio es que el niño disfruta de la compañía de ambos padres por igual. La custodia residencial compartida es un acuerdo positivo en los casos en que ambos padres viven bastante cerca el uno del otro. La cercanía es importante en un arreglo de custodia residencial compartida para asegurar el fácil acceso a la escuela del niño y a otros lugares frecuentados por el mismo.

Custodia residencial única

La custodia residencial única es la mejor solución para un niño cuando un padre no puede proporcionar atención significativa, de acuerdo a la Sección de la Asociación Estadounidense de Abogados de Derecho de Familia. Por ejemplo en un caso extremo, uno de los padres puede estar padeciendo de mala salud o incluso encarcelado. En ausencia de una situación extrema, el padre sin custodia probablemente tendrá derecho a tiempo de crianza o visitas.

Anidación de aves

Un concepto relativamente nuevo asociado a la custodia residencial se llama anidación de aves, según la Academia de Investigaciones Completas. Este nuevo término permite al niño residir en una casa todo el tiempo. El ciclo de los padres dentro y fuera de la casa en un horario predeterminado. Este tipo de disposición proporciona al niño la estabilidad residencial completa.

Más galerías de fotos



Escrito por mike broemmel | Traducido por mariana van der groef