Los mejores alimentos para tratar dedos con artritis

Las investigaciones ha demostrado que una dieta mediterránea rica en frutas, verduras y pescado podría ayudar a mejorar los síntomas de la artritis.

Se estima que 1,5 millones de adultos sufren de artritis reumatoide. Muchas de estas personas van a experimentar limitaciones en su actividad como consecuencia de su enfermedad.

— Los U.S. Centers for Disease Control and Prevention

Hay dos tipos principales de artritis: la osteoartritis y la artritis reumatoide. Cuando tienes artritis en los dedos, por lo general es debido a la artritis reumatoide, una afección de por vida que causa inflamación de las articulaciones y el tejido circundante. Desafortunadamente, no hay ningún alimento que alivie el dolor de la artritis reumatoide. Sin embargo, las investigaciones sugieren que ciertos alimentos pueden ser beneficiosos para ayudar a reducir la inflamación en los dedos artríticos. Los alimentos con propiedades anti-inflamatorias incluyen pescados grasos, semillas de lino, nueces, jengibre (ginger), café y bayas. Si estás buscando un plan de dieta específico, la mediterránea se ha relacionado con una mejora en los síntomas de la artritis reumatoide.

Fundamentos de la artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad que causa inflamación de las articulaciones. Las de las manos y las muñecas son las más afectadas. Cuando estas articulaciones se vuelven dolorosas, hinchadas o rígidas, las actividades diarias que normalmente hacemos sin dificultad, como bañarte, vestirte o preparar la comida pueden convertirse en tareas difíciles

Según U.S. Centers for Disease Control and Prevention, se estima que 1,5 millones de adultos sufren de artritis reumatoide. Muchas de estas personas van a experimentar limitaciones en su actividad como consecuencia de su condición.

Algunos de los tratamientos más comunes incluyen:

• Fisioterapia

• Ejercicios para aumentar la fuerza y ​​la flexibilidad en la zona afectada

• Analgésicos de venta libre como el paracetamol y los anti-inflamatorios no esteroides (aspirina, ibuprofeno, naproxeno)

• Medicamentos recetados, como los esteroides

Ciertos cambios de estilo de vida también pueden ayudar a aliviar los síntomas de la artritis. Esto incluye dormir lo suficiente, alcanzar y mantener un peso saludable, reducir el estrés con actividades como el yoga, la meditación y adoptar de una dieta saludable.

Estudios dietéticos

En un análisis de 15 estudios de más de 800 pacientes con artritis llevados a cabo en Australia y publicado en la revista Nutrition and Dietary Supplements, una dieta de estilo mediterráneo, que sea baja en carne roja, pero rica en frutas, verduras, granos integrales, aceite de oliva y pescado, se encontró que tienen el mayor impacto sobre el dolor de la artritis. Después de 12 semanas de seguir esta dieta, los participantes informaron de un 15 por ciento menos de dolor.

La dieta lacto-ovo vegetariana (una que permite lácteos y huevos) se asoció con resultados similares en un estudio noruego de 2009, publicado en Cochrane Database of Systemic Reviews. Sin embargo, cabe señalar que no hubo mejoría estadísticamente significativa en la función física o rigidez.

Otros estudios han demostrado que los suplementos de aceite de pescado, cuando se toman con medicamentos anti-reumáticos o fármacos anti-inflamatorios no esteroideos, mejoran las articulaciones inflamadas y dolorosas, en comparación con un grupo que recibió una cápsula de placebo.

¿Qué es la dieta mediterránea?

Una típica dieta mediterránea se basa en la idea de saborear comidas y comer porciones más pequeñas de alimentos que se encuentran en las regiones del Mediterráneo. Esto incluye:

• Verduras: las verduras de hojas verdes son más ricas en nutrientes y algunas también tienen omega-3, pero todos los vegetales tienen un buen valor nutricional

• Los pescados grasos como el salmón, el atún y las sardinas

• La planta o el aceite de lino (una gran fuente vegetal de omega-3)

• Las nueces: otra fuente de omega-3, que también tienen grandes cantidades de proteína vegetal.

• El aceite de oliva

• Las frutas

Recuerda siempre consultar con tu médico antes de hacer cambios en tu dieta, en un plan de ejercicios o en un régimen de salud.

Sobre el autor

Eilender es profesor universitario y escritor de ciencias de la salud con sede en Nueva Jersey.

Más galerías de fotos



Escrito por elizabeth eilender, ms, rd, cdn
Traducido por gabriela nungaray