Los mejores alimentos para la resistencia a la insulina

La resistencia a la insulina, también conocida como síndrome metabólico, es una condición en la cual las células del cuerpo se vuelven resistentes a la insulina, una hormona que ayuda a metabolizar la glucosa, o hidratos de carbono. Puede ser causada por factores genéticos, la obesidad, el embarazo y diversas enfermedades. Los expertos médicos de Mayo Clinic sugieren un estilo de vida saludable como un medio de prevenir o tratar los síntomas asociados con la resistencia a la insulina.

Frutas y vegetales

Las frutas y verduras son fuentes naturales de vitaminas, minerales y antioxidantes que ayudan al cuerpo a combatir y prevenir las enfermedades. También contienen fibra, que se recomienda para el control del peso saludable y mejorar la salud digestiva. Mayo Clinic sugiere que son un medio útil para reducir el riesgo de la resistencia a la insulina. Escoge frutas y vegetales de variados colores en forma regular y continua para obtener los mejores resultados posibles. Las frutas y verduras congeladas o secas son una opción secundaria valiosa que se puede mantener a mano durante largos períodos de tiempo y contienen pocos ingredientes artificiales o conservantes.

Las grasas monoinsaturadas

El aceite de oliva, canola, cacahuete, girasol, aguacate, mantequilla de maní, muchas nueces y semillas, son sustitutos saludables para las grasas saturadas o trans, asociadas con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca . De acuerdo con una investigación publicada en la revista de la American Diabetes Association en 2007, el consumo de grasas monoinsaturadas se relaciona con la disminución de la distribución de grasa en aquellos que tienen resistencia a la insulina. Reemplaza la mantequilla, la leche entera, la crema y los alimentos fritos con alternativas más saludables, como el aceite de oliva y canola. Los platos a la parrilla, al horno y al vapor son preferibles para las personas con resistencia a la insulina. Dado que la grasa es densa en calorías, elige las porciones reducidas para mejores beneficios.

Granos enteros

Los granos enteros, como la espelta, avena, trigo y cebada, proporcionan una variedad de nutrientes, incluyendo vitaminas, minerales y fibra soluble. Según los resultados publicados en el "European Journal of Clinical Nutrition", en 2007, el consumo de granos integrales se asocia con un menor riesgo de resistencia a la insulina. Reemplaza panes, cereales, pasta, arroz y bocadillos enriquecidos con granos enteros. Los panes de grano entero, arroz integral de grano largo, avena y bocadillos con ingredientes integrales apoyan la gestión del azúcar en la sangre y la salud física en general. Consume una variedad de granos enteros con regularidad para lograr mayores beneficios.

Más galerías de fotos



Escrito por august mclaughlin | Traducido por barbara obregon