Los mejores alimentos que puedes comer para la inflamación

La inflamación se define como la respuesta de los tejidos corporales a las lesiones o irritaciones. Puede estar caracterizada por dolor, hinchazón o enrojecimiento. La inflamación es la base de muchos trastornos y enfermedades, como las enfermedades cardíacas, el cáncer, la enfermedad inflamatoria intestinal (IBD, inflammatory bowel disease en inglés) y la artritis. Los patrones dietéticos e incluso alimentos específicos pueden estar vinculados al proceso inflamatorio. Consumir ciertos alimentos de origen vegetal además de grasas saludables, hierbas y especias está asociado con una reducción en la inflamación.

Frutas y verduras


Albaricoques (apricots) frescos.

Los fitoquímicos son compuestos encontrados en los alimentos de origen vegetal que ofrecen beneficios antioxidantes para la lucha contra las enfermedades. Dos grupos de fitoquímicos juegan un papel en la modulación del proceso inflamatorio. Estos son los carotenoides y los flavonoides. Estos fitoquímicos se encuentran en abundancia en frutas y verduras coloridas y deben ser consumidos libremente para ayudar a reducir la inflamación. Entre los alimentos ricos en carotenoides se encuentran las zanahorias, los tomates, las batatas (sweet potatoes), las calabazas de invierno (winter squash), los albaricoques (apricots), la calabaza (pumpkin) y el melón cantalupo (cantaloupe). Entre los alimentos ricos en flavonoides se encuentran las bayas, las frutas cítricas, las uvas moradas, los vegetales de hoja verde oscuro, los granos de soja (soybeans), las remolachas (beets), el té y el vino rojo. Un flavonoide específico, la quercetina, puede ser particularmente útil para reducir la inflamación. Entre los alimentos que proporcionan quercetina se encuentran las manzanas y las cebollas. La piña (pineapple) es única debido a que contiene una enzima para la digestión de proteínas llamada bromelina, que es un poderoso agente anti-inflamatorio.

Grasas omega-3, aceite de oliva y nueces


Hombre abriendo nueces.

Los alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 son anti-inflamatorios. Esto se debe a que esta clase de nutrientes es precursora de los compuestos anti-inflamatorios en el organismo. Entre los alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 se encuentran el pescado, como el salmón, las sardinas, el atún y otros peces de agua fría, las nueces y las semillas, especialmente las de lino, las nueces y los granos de soja (soybeans). El aceite de oliva extra virgen es otro alimento que ofrece un tipo diferente de ácido graso saludable (grasas monoinsaturadas). Este aceite es rico en dos nutrientes antioxidantes muy singulares, llamados oleuropeína y hidroxitirosol, que pueden reducir la inflamación. Además de ser una excelente fuente de grasas omega-2, las nueces incrementan la cantidad de un compuesto químico anti-inflamatorio en el cuerpo conocido como adiponectina. La adiponectina es particularmente buena para reducir la inflamación asociada con las enfermedades cardiovasculares.

Especias anti-inflamatorias


La curcumina encontrada en la cúrcuma de tierra.

La curcumina es el componente naranja amarillento de la cúrcuma y es una especia encontrada frecuentemente en el polvo de curry. De acuerdo a un estudio publicado en enero del año 2007 por la "Journal of Clinical Immunology", en los últimos 20 años se ha demostrado que la curcumina es un potente promotor del sistema inmunológico. También reduce la manifestación de muchos compuestos pro-inflamatorios en el cuerpo. Los clavos de olor (cloves) contienen dos fitoquímicos flavonoides anti-inflamatorios llamados kaempferol y ramnetina. El jengibre (ginger) también contiene potentes compuestos anti-inflamatorios conocidos como gingeroles. Estos son particularmente benéficos para reducir la inflamación provocada por la osteoartritis y la artritis reumatoide.

Más galerías de fotos



Escrito por michele turcotte, ms, rd | Traducido por juliana star