Los mejores alimentos para pacientes con cáncer terminal

Cuando el cáncer ya no responde al tratamiento, los pacientes se enfrentan a la etapa final de la vida. Ponerse de acuerdo con el final de la vida puede resultar atemorizante tanto para el paciente como para sus seres queridos. Si tienes cáncer, puedes experimentar dolor, permanecer en la cama, confundido o tal vez incapacitado físicamente. Como cuidador quieres que tu ser querido esté lo más cómodo posible. Escuchar con el corazón abierto y suministrar cualquiera de las comidas y los aperitivos que el paciente pide puede ayudar en las fases finales.

Los pacientes caquécticos

A medida que progresa el cáncer, absorbe rápidamente todos los recursos de energía del cuerpo. No es poco frecuente que un paciente de cáncer terminal se convierta en caquéctico, lo que significa una mala salud general acompañada de emaciación. Muchos cuidadores no entienden que el cuerpo deteriorado de un paciente de cáncer no se debe a una ingesta nutricional deficiente, sino que al cáncer mismo. Puede resultar frustrante para el paciente de cáncer ser seducido para que coma más de lo que puede tolerar en un esfuerzo por superar la emaciación. A menudo, los alimentos se utilizan en las familias como una muestra de amor y afecto. Sin embargo, es importante que las familias demuestren su amor y apoyo en una variedad de formas y le permitan al paciente de cáncer caquéctico que coma lo que le dé la gana.

Anorexia

Los pacientes con cáncer en fase terminal pueden no tener mucho apetito. Comer pequeñas comidas altas en proteínas y con calorías altas cada 1 a 2 horas puede ayudar. Servir queso, galletas, budines, bebidas nutricionales, batidos de leche, yogurt y helado podría atraer al paciente a comer. Los alimentos tales como los huevos rellenos, la crema de queso sobre galletas o mantequilla de maní en palitos de apio también podría ser agradable. Los alimentos blandos, como el requesón, el puré de papas, los macarrones con queso y los huevos revueltos pueden proporcionar las proteínas necesarias.

Líquidos

Si el paciente con cáncer terminal puede tragar es importante ofrecerle sus líquidos frecuentes. Esto se puede hacer a través de una pajilla o una cuchara para ayudarle a mantener la boca húmeda. Si su estado lo permite, puede incluso disfrutar con un batido de proteína compuesta de yogur, fruta fresca y proteína en polvo. Un batido puede despertar el interés, incluso si es sólo por unos pocos sorbos. Es importante preguntarle al paciente lo que le gustaría, en lugar de asumir lo que le gusta.

Otros alimentos

Según el National Cancer Institute, los alimentos como el pollo, el pescado, los huevos y el queso pueden ser más atractivos que las carnes rojas. Añadir salsa de arándano, mermelada o compota de manzana a la carne puede hacer que tenga mejor sabor. Las frutas cítricas, como las naranjas, los limones, las mandarinas o los pomelos se recomiendan a menos que el paciente tenga lesiones en la boca. Los purés de alimentos realizados en un mezclador pueden ser más fáciles de tolerar para el paciente con cáncer en fase terminal. Poner las patatas, las zanahorias, los guisantes y la carne en una licuadora puede hacer que estos alimentos sean fáciles de tragar y digerir.

Más galerías de fotos



Escrito por catherine schaffer | Traducido por javier enrique rojahelis busto