Los mejores alimentos para consumir antes de jugar baloncesto

Las pruebas de baloncesto evalúan las habilidades y acondicionamiento de un jugador en un ambiente intenso, lleno de presión. Para sobrevivir a las duras sesiones de condicionamiento, ejercicios y juegos de práctica, un jugador necesita un montón de energía. Sin embargo, escoger el tipo correcto de alimentos podría hacer la diferencia entre ganar un lugar en la alineación inicial y no formar parte del equipo.

Los carbohidratos adecuados

La mayoría de las prácticas de baloncesto incorporarán pruebas extenuantes, tales como una serie de sprints por toda la cancha, intervalos de esquivos defensivos o saltos verticales. Un jugador puede encontrar la energía que necesita para lograr estos ejercicios en el consumo de hidratos de carbono complejos en la comida previa al entrenamiento. Los carbohidratos complejos se descomponen lentamente en el cuerpo para proporcionar energía duradera, y deben comprender aproximadamente dos terceras partes del plato de un atleta durante una comida pre-entrenamiento. Se encuentran en alimentos como el pan de trigo integral, arroz integral, pasta o harina de avena. Sin embargo, los hidratos de carbono simples, que proporcionan un rápido avance de la energía a partir de azúcar refinada o harina, pueden causar que un atleta se bloquee después de recibir una ráfaga inicial de energía, así que deben ser evitados.

Frutas

Un jugador puede encontrar una fuente natural, portátil y de fácil digestión de energía de carbohidratos y esenciales vitaminas y nutrientes en frutas. Los plátanos, las manzanas y las naranjas ofrecen carbohidratos para alimentar el rendimiento. Aún mejor, los plátanos son una fuente de potasio, que puede prevenir los calambres. Las naranjas refuerzan el sistema inmunológico con dosis ricas en vitamina C. Las frutas jugosas y dulces como los sandía, bayas o melón (cantaloupe) contienen hasta un 80 por ciento de agua, ayudando a mantener al atleta hidratado.

Proteína

Un jugador de baloncesto puede beneficiarse al comer una pequeña porción de proteína antes de una prueba, pero debe elegir cuidadosamente sus fuentes de proteínas. El cuerpo digiere las proteínas más lentamente que los hidratos de carbono, por lo que un jugador de baloncesto sólo debe incluir proteínas en la comida previa al entrenamiento si está comiendo dos o tres horas antes de la sesión de puesta a punto. También debe elegir la proteína de fuentes magras como la soja, las nueces o leche baja en grasa, y debe evitar los alimentos fritos y grasosos, que pueden retrasar la digestión.

Las combinaciones adecuadas

Si el atleta come de tres a cuatro horas antes del entrenamiento, puede comer con tranquilidad una comida ligera que consista en una combinación de hidratos de carbono complejos, proteínas y frutas. Sin embargo, a medida que se acerca el entrenamiento, el jugador debe consumir porciones más pequeñas. Una hora y 90 minutos antes de la práctica, el jugador debe renunciar a una comida completa y optar por un bocadillo pequeño, como una fruta y una porción de nueces o frutas secas. También podría alimentase rápidamente con una barra de energía o batido, que son fácilmente digeribles.

Más galerías de fotos



Escrito por andrew reiner | Traducido por mariela rebelo