Los mejores alimentos para comer después de una amigdalectomía

Una amigdalectomía es un procedimiento quirúrgico en el que se quitan las amígdalas, un tejido linfático ubicado en la parte trasera de la garganta. Una amigdalectomía puede ser necesaria si sufres constantemente de amigdalitis, una condición en que las amigdalas se inflaman o se infectan. Después del procedimiento quirúrgico, puedes experimentar dolor de garganta, lo que no permite que mastiques ni tragues alimentos sólidos. Después de una amigdalectomía, tu dieta puede consistir de fluidos, helado y alimentos blandos. Saber qué comidas puedes consumir te ayudará a sanar y a evitar más dolor de garganta.

Fluidos, sopas y cereales cocidos

Inmediatamente después de una amigdalectomía, tu dieta debe consistir principalmente de líquidos transparentes. Según la University of Wisconsin, los fluidos transparentes como el agua, el jugo de manzana, el Gatorade y las paletas no sólo son suaves para la garganta, sino que también ayudan a recubrir el estómago y disminuyen las náuseas. Es preferible tomar líquidos fríos o tibios para no irritar a la ya inflamada garganta. Una vez que puedas tolerar los fluidos transparentes, puedes pasar a ingerir líquidos más densos como leche, sopas cremas y cereales cocidos. El Dr. D. Thornley del Huronia District Hospital en Ontario, Canadá, dice que es mejor evitar los jugos de cítricos y las bebidas carbonatadas porque pueden irritar al sensible tejido de la garganta e incrementar el dolor. Es importante mantenerse hidratado después de una amigdalectomía porque la deshidratación puede exacerbar el dolor de garganta y retrasar la curación.

Helado y pudin

El helado y el pudín son alimentos recomendados para después de una amigdalectomía. Una vez que puedas tolerar líquidos más densos, deberías poder consumir helado y pudin. Los alimentos blandos y fríos son fáciles de tragar y no irritarán ni inflamarán el sensible tejido de la garganta. Según Associates in Otolaryngology, otros alimentos blandos y fríos que alivian la irritación de garganta que prosigue a una amigdalectomía son el sorbete, la natilla y el hielo italiano.

Alimentos blandos

Una vez que eres capaz de tolerar líquidos, deberías poder comer alimentos blandos. Los alimentos que son fáciles de masticar y tragar deben ser agregados a tu dieta diaria tan pronto como sientas que puedes tolerarlos. Los alimentos blandos que no deberían causar problemas a tu garganta son los huevos revueltos, los macarrones con queso y el puré de papas. Asegúrate de no agregar demasiados condimentos a estas comidas porque ciertas especias pueden irritar el revestimiento de tu gargante y causar más dolor. Además, evita los alimentos picantes, crujientes y ásperos como las frituras de maíz y las palomitas de maíz.

Más galerías de fotos



Escrito por r. y. langham, ph.d. | Traducido por mariana palma