Los mejores alimentos para comer cuando estás embarazada y tienes náuseas

Si tiene náuseas durante el embarazo, es posible que te preocupe que esto impida que tu hijo por nacer reciba una nutrición adecuada. Sin embargo, según la Society of Obstetricians and Gynaecologists of Canada, el bebé en desarrollo normalmente no se ve afectado y las náuseas normalmente desaparecen después del primer trimestre. Además, algunos consejos simples pueden ayudarte a aliviar las náuseas y optimizar tu consumo de alimentos durante este tiempo.

Las náuseas durante el embarazo

Durante las primeras 12 semanas de embarazo, posiblemente tengas lo que comúnmente se conoce como "náuseas matutinas". Esta sensación puede ocurrir en cualquier momento durante el día. Su causa exacta es desconocida, pero probablemente es debido a los cambios drásticos que ocurren durante el embarazo, tales como el aumento en los niveles de estrógeno.

Los alimentos que puedes comer

La Academy of Nutrition and Dietetics dice que ciertos tipos de alimentos pueden ayudar a aliviar las náuseas o vómitos. El cereal seco y blando puede ayudar a disminuir la acidez del estómago. Puede ser útil comer un alimento rico en almidón antes de levantarte de la cama. Prueba lo que sea más fácil de digerir, como las patatas, arroz, pasta, frutas y verduras bien lavadas, sopa de pollo, pollo con arroz, puré de manzana, galletas, pan, gelatina con sabor, pretzels, galletas saladas, galletas de jengibre y ginger ale.

Otros hábitos que pueden ayudar

Mantente alejada de los alimentos que tengan un olor o un sabor fuerte, ya que muchas mujeres embarazadas experimentan un aumento en el sentido del olfato. El consumo de comidas o meriendas pequeñas cada dos o tres horas en lugar de tres comidas grandes al día, beber cantidades adecuadas de líquidos entre las comidas y comer lentamente pueden ayudarte a prevenir las náuseas. Además, comer un pequeño refrigerio antes de acostarte y ciertos tés, como el de limón y de jengibre, pueden ayudarte a aliviar las náuseas.

Recomendaciones

Si tienes hambre, no tienes náuseas y tienes antojos de ciertos alimentos, aprovecha y trata de comer algo en ese momento. Si eres incapaz de aliviar los síntomas o sientes que no están relacionados con el embarazo y te preocupa proporcionarle una nutrición adecuada a tu hijo, comunícate con tu proveedor de atención médica.

Más galerías de fotos



Escrito por j. renae brinkman | Traducido por barbara obregon