Las mejores 5 comidas que no estás comiendo

Mejora tu salud con cada bocado de estos súper alimentos menos conocidos.

Alimentos pequeños y de gran valor: las semillas de chía y el cáñamo proporcionan dosis potentes de proteínas y grasas saludables.

Incluso si eres el niño del cartel para una alimentación saludable, finalmente vas a crecer cansado del té verde, almendras y yogur griego. Y eso está bien, porque tu tienda local está repleta de super alimentos menos conocidos que suponen un serio golpe nutricional y se merecen un lugar en el plato. Aquí hay cinco alimentos subestimados que debes comer, además de maneras fáciles de trabajar con ellos en tu dieta diaria .

La levadura nutricional

También conocida como Nooch, la levadura nutricional desactiva la levadura, por lo que no se levanta durante la cocción. Su sabor a queso y a nuez hace que sea un aderezo saludable y grandioso para ensaladas o aperitivos salados como palomitas de maíz.

POR QUÉ ES SALUDABLE: La levadura nutricional es una fuente rica de la vitamina B12, un nutriente que aumenta tu energía, protege tu cerebro, y promueve una piel, cabello y uñas saludables dice Lainie Cooper, una especialista en nutrición con sede en Denver. Es también una proteína completa (una fuente de proteínas como la carne, los huevos y la leche que contiene los nueve aminoácidos esenciales), por lo que es una gran adición a las dietas vegetarianas y veganas. Cómo comer: Mezcla 1-2 cucharadas en salsas, sopas o frituras para añadir sabor rico y un impulso de proteínas sin muchas calorías extra (2 cucharadas tienen alrededor de 60 calorías).

Semillas de chía

Originalmente conocidas por su capacidad de brotar en animales de arcilla de aspecto gracioso, las semillas de chía están haciendo una reaparición, esta vez, en la tienda de comestibles. Estas semillas negras en miniatura en su mayoría no tienen sabor, pero añaden una textura a las ensaladas y sopas.

POR QUÉ SON SALUDABLES: Una porción de semillas de chia proporciona una buena dosis de antioxidantes, proteínas, fibra, zinc, hierro y ácidos grasos omega-3 en sólo 140 calorías. Las altas dosis de omega-3 pueden ayudar a reducir la inflamación, tratar o prevenir la ansiedad y la depresión, e incluso ralentizar el proceso de envejecimiento, dice Cooper. No tienes que moler la chia para obtener los máximos beneficios, y las semillas no se estropean rápidamente, haciéndolas mucho más convenientes que la linaza.

CÓMO COMERLAS: Espolvorea las semillas de chía en cereales, yogur, ensaladas... ¡realmente en cualquier cosa! Las semillas forman un gel cuando se mezclan con el líquido, por lo que son ideales para espesar los smoothies, aderezos para ensaladas y sopas.

Kefir

Al igual que el yogur de sabor, esta bebida láctea fermentada es como un grueso smoothie repleto de proteínas.

POR QUÉ ES SALUDABLE: Las proteínas completas en el kéfir se digieren fácilmente, por lo que incluso las personas que son intolerantes a la lactosa pueden consumir la bebida. Debido a que está lleno de bacterias intestinales amigables llamadas probióticos, se ha demostrado que el kéfir mejora el sistema inmunológico, el equilibrio de la digestión, y baja el colesterol. También es una excelente fuente de vitamina D y calcio, dice Gina Casagrande, nutricionista y entrenadora de bienestar.

CÓMO COMERLO: Viértelo en un vaso para un desayuno ligero o un aperitivo dulce. Sólo ten cuidado: Como el kefir está tan lleno de probióticos saludables, es posible que debas crear una tolerancia a él. Comienza con un vaso pequeño (alrededor de la mitad de una taza) y aumenta la cantidad cada pocos días.

Cáñamo

El cáñamo que está disponible en semillas, nueces, polvo de proteína y aceite se puede añadir fácilmente a tus comidas favoritas para disparar el valor nutricional.

POR QUÉ ES SALUDABLE: El aceite de cáñamo está más cargado de ácidos grasos esenciales (omega-6 y omega-3) que cualquier otro aceite. Estas grasas "buenas" pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades del corazón, diabetes, enfermedad de Alzheimer, y una serie de otras enfermedades crónicas. El cáñamo también está repleto de proteína completa (una vez más, el tipo de los nueve aminoácidos), por lo que es una excelente opción para los vegetarianos y veganos, dice la nutricionista Torey Jones, RD.

CÓMO COMERLO: Mezcla dos cucharadas de semillas de cáñamo en tu avena. También puedes añadirlo a un batido para una dosis extra de proteínas.

Ajo negro

Con un sabor menos picante y casi el doble de antioxidantes del ajo fresco, el ajo negro -ajo envejecido y fermentado- puede ser la mejor comida fea que comes.

POR QUÉ ES SALUDABLE: La antioxidantes de gran alcance en el ajo negro protegen las células de las enfermedades e incluso pueden ayudar a mantenerte joven por más tiempo. "A medida que envejecemos, nos oxidamos debido al uso del oxígeno de nuestro cuerpo para metabolizar los alimentos, así como el sol, el humo, la contaminación, y muchos otros factores", dijo Casagrande. "Los antioxidantes pueden ayudar a retardar el proceso de envejecimiento mediante el bloqueo de que se produzca esa oxidación".

CÓMO COMERLO: El suave y dulce sabor del ajo negro lo convierte en un versátil súper-agregado a cualquier receta en la que tendrías que utilizar el ajo fresco, desde platos de pasta hasta sopas y guisos. ¿La mejor parte? No deja aliento a ajo.

Foto: iStockPhoto.com

Más galerías de fotos



Escrito por katie farmand
Traducido por antonella iannaccone