Cómo mejorar tus derribos en lucha libre

Los derribos son una parte integral de la técnica de lucha. Aunque el término refiere a una condición específica de puntuación, "mejorar tus derribos" implica trabajar en una variedad de movimientos que puedas usar para anotar esos dos puntos. Mejorar tus derribos es necesario en dos espacios diferentes, durante la práctica y en una competición en vivo. Lo que hagas en ambas áreas afectará cuán efectivo se vuelve tu derribo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

    Durante la práctica

  1. Mejora tu condición cardiovascular corriendo. Ponerse de pie en lucha libre mientras creas un derribo es una de las partes más demandantes del deporte a nivel cardiovascular. Si estás menos fatigado que tu oponente en esta etapa, tendrás la ventaja.

  2. Trabaja en tu tiempo de reacción haciendo ejercicios de comenzar y frenar, práctica en vivo y corridas de ida y vuelta. Al hacer derribos, el que se mueva primero gana el punto.

  3. Concéntrate en una o dos combinaciones de derribo y practícalas incesantemente. Esto te ayudará a entrenar la memoria muscular y generará confianza mucho más que aprender una amplia variedad de opciones de derribos. Continúa con técnicas nuevas cuando puedas aplicar lo que ya sabes sin tener que pensarlo o dudar.

  4. Practica derribos de lucha con un compañero de tu tamaño. En lucha de derribos, la acción se detiene en cuanto uno de los luchadores anota un derribo. Luego de eso vuelven al centro del cuadrilátero y comienzan de nuevo. Este ejercicio intenso es una de las mejores cosas que puedes hacer para mejorar tu habilidad de derribo.

    Durante una competición

  1. Mide a tu oponente unos segundos antes de intentar un derribo. Observa sus movimientos, y haz tu ataque cuando el esté en medio de una transición o desequilibrado.

  2. Golpea a tu oponente en la cabeza o cara en el medio segundo antes de hacer tu derribo. No hagas contacto real ya que es ilegal y te arriesgarías a puntos sancionados. Sin embargo, el movimiento rápido hacia su cara lo hará retroceder, exponiendo más de la parte superior de su cuerpo para tu derribo.

  3. Muévete explosivamente en tu intento de derribo, golpeando con toda la fuerza que puedas lograr. Un derribo lento o en duda es fácil de contrarrestar. Un derribo rápido e intenso usualmente termina antes de que tu oponente se de cuenta de que el mismo comenzó.

  4. Sigue intentando hasta que el árbitro te de los puntos. Muchos luchadores pierden el derribo porque dejan de empujar de forma prematura. Algunas veces esto es porque creen que no pueden terminar el movimiento. En otros casos, piensan que ya han ganado pero el árbitro todavía no a dado el punto. En cualquier caso, seguir manteniendo presión hasta que se entreguen los puntos es la mejor manera de terminar tu derribo con éxito.

Consejos y advertencias

  • Hay muchos más aspectos para mejorar tus derribos. Es buena idea hablar con tu entrenador específicamente sobre las falencias de tu derribo y qué técnicas podrían funcionar mejor con tu marco, peso y estilo.

Más galerías de fotos



Escrito por jake wayne | Traducido por lautaro rubertone