Cómo mejorar tu salud cardiovascular

La salud cardiovascular está relacionada con el corazón y con el complejo sistema de vasos sanguíneos que transportan la sangre por todo el cuerpo, conocido como el sistema circulatorio. Según la American Heart Association, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en los Estados Unidos. Es de suma importancia hacer un esfuerzo consciente para mantener en mente la importancia de tu salud cardiovascular. Con algunos cambios de estilo de vida, puedes aumentar y mantener tu salud cardiovascular.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Para tu salud cardiovascular, es bueno que dejes de fumar.

    Deja de fumar y frena con el alcohol. Si bien beber de manera ocasional está bien, beber más de 3 bebidas alcohólicas al día puede elevar tu presión sanguínea, y no es algo bueno para tu corazón. La nicotina, un químico en los cigarrillos, oprime los vasos sanguíneos, lo que provoca la obstrucción del flujo de sangre y provocando la elevación de la presión. Abandonar estos hábitos no es algo sencillo, pero el resultado global ayudará a que mejores de forma significativa tu salud cardiovascular.

  2. Ejercítate de forma regular para estimular la circulación y mejorar tus niveles de colesterol.

    Ejercítate de forma regular para estimular la circulación y mejorar tus niveles de colesterol. Media hora de ejercicio aeróbico, entre 3 y 4 veces por semana, puede ayudar a que mejores tu salud del corazón en general, así también como mantenerla. Si anteriormente no hubieras tenido un estilo de vida físicamente activo, lo mejor es empezar de a poco, con actividades de bajo impacto tales como las caminatas o el yoga.

  3. Elige productos libres o bajos en sodio.

    Aminora el consumo de sodio. Tu cuerpo necesita únicamente 500 mg por día, de modo que intenta elegir condimentos libres de sodio y ten cuidado de las sales escondidas en las colaciones y comida rápida. El sodio ayuda a regular los fluidos dentro del cuerpo; demasiada sal puede causar la retención de agua.

  4. Mantén un registro de tu información de presión sanguínea.

    Toma precauciones para mantener una presión sanguínea saludable. Si no tienes un monitor para la presión sanguínea en tu casa, podrás a menudo encontrarlos en la sección de farmacia de cualquier tienda. Mide tu presión todos los días durante una semana y haz anotaciones. Si el número fuese mayor a 140/190, debes ponerte en contacto con un médico para programar una cita en la que discutas posibles formas de reducirlo.

  5. Come pescado al menos una vez a la semana.

    Mantén una dieta saludable mediante la reducción de grasas, alimentos fritos y alimentos ricos en grasas saturadas. Opta por verduras de hojas verdes y carnes magras, además de productos lácteos bajos en grasa. Come pescado por lo menos una vez a la semana, puesto que sus ácidos grasos omega-3 son saludables para el corazón. La caballa, el atún y el salmón son sólo algunos de los tipos pescados considerados grasos, lo que significa que son ricos en omega-3.

Consejos y advertencias

  • Habla con tu médico o nutricionista; ellos te ayudarán a tomar decisiones basadas en información sobre los alimentos.
  • Habla con tu médico antes de comenzar una rutina de ejercicios; él puede darte una buena idea respecto a por dónde empezar y a qué será lo mejor para ti.

Más galerías de fotos



Escrito por melynda sorrels | Traducido por guido grimann