Cómo mejorar la respiración en natación

La respiración controlada y eficiente es esencial para la natación. La piscina obliga al atleta a respirar en ciclos rítmicos en coordinación con la rotación del cuerpo y la distribución de las carreras. Cuando un nadador lucha por respirar correctamente, se agota con mayor facilidad. Mejorar las habilidades de natación requiere frecuentes entrenamientos, ya que ninguna cantidad de entrenamiento cardiovascular en tierra firme puede sustituir el tiempo pasado en el agua.

Aprendiendo mejores técnicas

La natación es un deporte de técnica de obra. Muchos libros y revistas discuten las fuerzas mecánicas y propulsoras detrás de la natación. La lectura ayuda, pero la mejor manera de aprender una buena respiración y habilidades de carreras es unirse a un equipo de natación, o tomar clases de natación. A menudo, el aprendizaje en grupo es más eficaz, ya que los nadadores se motivan unos a otros durante los entrenamientos. Una habilidad para respirar importante que algunos nunca dominan es la respiración bilateral. De acuerdo con USA Swimming, el órgano de gobierno para el deporte de la natación en los Estados Unidos, respirar en ambos lados en estilo libre ayuda a que los nadadores respiren mejor, naden más rápido y construyan la fuerza uniformemente en ambos lados del cuerpo. Los programas de natación aceptan que los nadadores adultos mayores de 18 años se unan a los entrenamientos diarios organizados, entrenados por un profesional. Aunque muchos nadadores profesionales son exatletas universitarios competitivos, otros se unieron a este deporte con posterioridad. Los entrenadores suelen adaptar los ejercicios a los nadadores de diferentes capacidades y organizarlos en diferentes carriles.

Maximizando la capacidad pulmonar

Los nadadores deben determinar si tienen dificultad para respirar durante los entrenamientos debido a las condiciones médicas subyacentes. Según la revista "Swimmer", la publicación oficial de la U.S. Masters association, el asma inducida por el ejercicio es más frecuente en los nadadores que entrenan en piscinas cubiertas, posiblemente debido a la acumulación de irritantes pulmonares, como el cloro. El asma inducida por el ejercicio reduce la capacidad pulmonar y causa dificultad para respirar durante o después de los entrenamientos. Sibilancias y tos son otros síntomas comunes que los nadadores con condición experimentan. Por suerte, el asma inducida por el ejercicio suele responder bien al tratamiento preventivo, de acuerdo con Clinic, por lo que buscar el asesoramiento de un médico es una buena idea. Dejar de fumar es un paso esencial para cualquier nadador. Respirar bajo el agua implica fuerza exhalando, así como inhalando, así que la respiración tan fuerte requiere pulmones fuertes y sanos. Los médicos deportivos tienen equipo para evaluar la función pulmonar y la capacidad de oxígeno del pulmón, por lo que cualquier nadador que se trate acerca de la función pulmonar debe consultar su opinión.

Practicando habilidades de respiración

Una vez que un nadador aprende la técnica adecuada, y resuelve los posibles impedimentos físicos para facilitar la respiración, la práctica es el siguiente paso para mejorar la respiración. La capacidad aeróbica o la capacidad del cuerpo para absorber y utilizar eficientemente el oxígeno en la creación de energía, aumenta con el tiempo, de lenta a moderada intensidad en entrenamientos. Nadar con un flotador o boya de tracción colocados entre las piernas te permite nadar más tiempo sin agotarte. El ritmo suave y la ayuda de la boya de tracción te permiten concentrarte en la técnica de la respiración y el ritmo. Tomar el tiempo de la respiración correctamente es particularmente crítico en el estilo libre. Respirar demasiado tarde resulta en una posición de cabeza alta, ineficiente y demasiado esfuerzo realizado. Según el exnadador olímpico y autor Jim Montgomery en "Swimming Mastering", un error que los nadadores cometen es no exhalar totalmente o soplar todo el aire de los pulmones antes de respirar. No exhalar plenamente resulta en menos aire fresco del que inhalaste y te quedarás sin aliento. Aparte de la larga tira de juegos, nadar alternativamente y respirar cada 3 y luego cada 5 golpes obliga al nadador a regular la respiración y aumenta la tolerancia a la reducción de la frecuencia baja.

Más galerías de fotos



Escrito por barrett barlowe | Traducido por juan ignacio ceviño