Cómo mejorar la piel grasa en los hombres

La piel grasa puede dejar un brillo no muy sensual en tu cara, especialmente en los hombres, quienes tienen la piel más grasa que las mujeres. La piel grasa no sólo afecta tu apariencia, también produce acné. Aunque puede que necesites algunos aceites en tu cara para mantenerla hidratada, el exceso puede ser problemático. No existe una poción mágica para que los hombres se deshagan de la piel grasa, pero unos cuantos pasos pueden ayudarte a mantenerla controlada.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Limpiador facial con ácidos alfa hidroxi
  • Toalla suave
  • Bolas de algodón
  • Hamamelis
  • Suero de leche
  • Una clara de huevo
  • Tazón
  • Una cucharadita de miel
  • Tenedor
  • Pizca de harina
  • Productos para el cuidado de la piel no comedogénicos y libres de aceites
  • Productos exfoliadores libres de aceite
  • Papeles de arroz para absorber aceites
  • Mascarilla facial de barro o una cucharada de hamamelis y una cucharadita de barro facial

Instrucciones

  1. Lava tu cara todos los días, una vez en la mañana y otra en la noche, usando agua caliente y un limpiador facial que contenga ácidos alfa hidroxi, el que ayuda a reducir el aceite en los poros. No te sientas tentada a usarlo más frecuentemente, ya que hacerlo eliminará los aceites naturales, lo que hará que tu piel produzca más.

  2. Come una dieta rica en frutas y verduras y reduce los alimentos fritos y procesados. Come kiwi y limones, las que son frutas que luchan contra el acné y te ayudan a balancear tu tono de piel.

  3. Moja una bola de algodón en hamamelis. Da toques con ella en tu cara dos veces al día por tres semanas y luego una vez al día. Los taninos en el hamamelis ayudan a encoger los poros.

  4. Moja una bola de algodón en suero de leche y masajea tu piel de tres a cinco veces a la semana después de lavar tu cara. Deja al suero de leche en tu piel por unos cuantos minutos antes de enjuagarlo con agua fría. Los ácidos en este suero limpian tu piel y encogen a los poros.

  5. Aplica una mascarilla de clara de huevo una vez a la semana. Coloca una clara de huevo en un tazón, añade 1 cucharadita de miel y mezcla bien con un tenedor. Añade una pizca de harina y revuelve para formar una pasta. Usa una bola de algodón para aplicar la mezcla en tu cara, déjala reposar por 10 minutos y enjuaga con agua caliente. Esta mascarilla absorberá el exceso de aceite mientras tensa la piel.

  6. Mantén tus manos lejos de tu cara, especialmente si no te las has lavado. Tocar tu cara con tus manos añade aceites extra a la piel. No uses productos para el cuidado de la piel o cremas hidratantes que contengan aceites añadidos y busca productos libres de aceite y no comedogénicos.

  7. Exfolia tu piel una a dos veces a la semana, lo que eliminará la piel muerta que tapa tus poros y causa acné. Aplica un exfoliante libre de aceites con movimientos circulares por un minuto o dos antes de enjuagarlo con agua fría.

  8. Mantén a la mano papeles de arroz para absorber aceite. Estas finas tiras de papel absorberán el exceso de aceite en la piel, así que úsalos a lo largo del día a medida que sientas que la grasa se acumula.

  9. Aplica una mascarilla facial de barro en tu piel una o dos veces a la semana para absorber los aceites. Si usas una mascarilla comprada, elige una que tenga ácido glicólico para controlar la producción de aceites. También puedes hacer tu propia mascarilla en casa combinando una cucharada de hamamelis y una cucharadita de barro facial. Mezcla bien con una cuchara y suaviza la mascarilla en tu piel. Déjala reposar durante por lo menos 10 minutos, o hasta que se seque, y enjuágala.

Más galerías de fotos



Escrito por kimbry parker | Traducido por ana maría guevara