Cómo mejorar el olor corporal

Para muchas personas, un anti-transpirante es suficiente para controlar el olor corporal, pero otras experimentan sudoración excesiva y olor en las axilas que no pueden dominar. Si perteneces al segundo grupo, no necesitas vivir con este problema que causa vergüenza. Cómo hueles depende en parte de lo que comes, bebes y usas. En algunos casos, puedes mejorar el olor corporal modificando la dieta. El olor provocado por bacterias prospera en tus axilas, así que mantener la piel limpia es otra forma de tener un aroma fresco.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Jabón antibacteriano
  • Una hoja de afeitar
  • Toallitas húmedas o para bebé
  • Alcohol isopropílico, hamamelis (with hazel) o vinagre de cidra de manzana (apple-cider vinegar)
  • Anti-transpirante

Instrucciones

  1. Reduce la cafeína. Este estimulante promueve la actividad de las glándulas apocrinas y puede incrementar el sudor. El café, el té, las bebidas energizantes, el chocolate y otros alimentos contienen cafeína.

  2. Consume una abundante cantidad de vegetales ricos en clorofila, como col rizada (kale), espinaca y otras hojas verdes. La clorofila es un desodorante natural. Si no consumes muchos vegetales, puedes optar por un suplemento de clorofila. Los suplementos de pasto de trigo (wheat grass) tienen un efecto similar.

  3. Limita el consumo de cebollas, ajo, carnes rojas y alimentos picantes. Todos estos alimentos pueden hacer que el sudor huela mal.

  4. Reduce el consumo de alimentos ricos en colina, como pescado, hígado, huevos y legumbres. Si el olor corporal mejora, estos alimentos y otros similares podrían ser la causa del olor. Algunas personas no pueden metabolizar los alimentos que contienen una gran cantidad de colina. Cuando consumen estos alimentos pueden emanar un olor similar al del pescado.

  5. Si este es tu caso, deja de fumar o usar productos derivados del tabaco. El olor del tabaco traspasa la piel, por lo tanto, el sudor tiene un olor desagradable.

  6. Usa prendas holgadas y transpirables para que las axilas reciban un poco de aire fresco. Las camisetas apretadas constriñen las axilas, por lo tanto, son más propensas a sudar y desarrollar olores. Las camisetas de algodón, lana o seda suelen ser transpirables.

  7. Toma una ducha o baño a diario para controlar el olor de las axilas. Lávate con agua tibia y jabón antibacteriano. Cuando termines, seca las axilas con una toalla. Las bacterias y los microorganismos prosperan en lugares húmedos.

  8. Elimina el vello de tus axilas. Las bacterias pueden adherirse al vello de las axilas, así que eliminarlo ayuda a reducir el olor. De ser posible, rasúrate en la ducha. El agua tibia suaviza el vello para que sea más fácil de eliminar.

  9. Limpia tus axilas con toallitas húmedas o para bebé cuando no puedas tomar una ducha. Estos elementos a menudo contienen ingredientes antibacterianos que eliminarán el olor de inmediato.

  10. Salpica tus axilas con alcohol isopropílico, hamamelis o vinagre de sidra de manzana para eliminar rápidamente el olor. Estos productos modifican los niveles de Ph de la piel y previenen el crecimiento de bacterias. Por lo general, el vinagre tiene un fuerte aroma hasta que se seca.

  11. Aplica un anti-transpirante o desodorante luego de la ducha y antes de acostarte por la noche. Al realizar la aplicación antes de dormir, el producto tiene tiempo de penetrar en la piel durante la noche. Los anti-transpirantes con aluminio funcionan bien para controlar el sudor, pero causan irritación en algunas personas. Ten en cuenta la compra de un desodorante que contenga extracto de té verde (green tea). Es un producto antibacteriano natural y seguro.

Consejos y advertencias

  • Ante el sudor excesivo en axilas, pies, cuero cabelludo y otras partes del cuerpo, podrías padecer una afección llamada hiperhidrosis. Otra afección, la bromhidrosis, causa un olor desagradable que es difícil de controlar. Si el mal olor corporal no mejora luego de estos tratamientos, consulta a un médico.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa king | Traducido por valeria d'ambrosio