Cómo mejorar los glúteos en una cinta caminadora

Mientras que adelgazar es el deseo de muchas personas, en realidad, la parte del cuerpo que a algunos les gusta ampliar es el trasero. La genética juega un papel importante en el tamaño; sin embargo puedes hacer ejercicios para mejorar tu forma natural. El trasero o los glúteos se compone de tres músculos, que son el glúteo mayor, medio y menor. Utilizar una cinta caminadora y centrarse específicamente en estos músculos pueden ayudar a conseguir un trasero más grande.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Cinta caminadora
  • Zapatillas deportivas

Instrucciones

  1. Camina o corre en una cinta caminadora a una velocidad suave durante cinco a 10 minutos para calentar los músculos bajos de tu cuerpo. Calentar antes del entrenamiento hará que la sangre fluya a través de tu cuerpo, mejorará la elasticidad de los músculos, permitirá un mejor control de los mismos y aumentará la resistencia, de acuerdo con My Optum Health.

  2. Aumenta la inclinación de la cinta. Para obtener los máximos resultados la revista "Fitness" recomienda variar la inclinación cada uno o dos minutos con el fin de sorprender a los músculos y mantenerlos activos. Por ejemplo, comienza a caminar en la cinta con una inclinación de alrededor del tres por ciento, salta hasta el 10 por ciento, redúcelo a cinco y luego aumenta hasta el final hasta el 12%, una ligera reducción de 10%, luego hasta el 12% y finalmente, recupera con una inclinación de entre dos y cuatro por ciento antes de nivelar la cinta en cero inclinación. La revista "Fitness" dice que tu índice de esfuerzo debe coincidir con tu nivel de inclinación por lo que trabajarás más duro en pendientes más pronunciadas y recuperarás en los valores más bajos.

  3. Realiza estocadas para conseguir un trasero más grande. Estas ayudan a aislar los músculos del muslo y los glúteos, los que trabajarán para mejorar tu trasero al mismo tiempo que tonifican y dan forma. Para beneficiar a la formación de músculo extra, FitSugar recomienda hacerlo en la cinta caminadora. Disminuye la velocidad de la cinta a 2 o 3 millas por hora y ajusta la inclinación al 15%. Trata de completar dos o tres minutos de ejercicio de estocadas. Puedes aferrarte a la baranda, si es necesario, aunque formar equilibrio y estabilidad ayudará a fortalecer los glúteos, el núcleo y los músculos del muslo.

  4. Profundiza en los talones como si estuviera caminando por el barro. Para este ejercicio, la revista "Fitness" recomienda establecer el nivel de inclinación a un 8%. Con tus rodillas dobladas generosamente dóblate y agárrate de las barandas, camina como si estuvieras caminando con dificultad a través de un pantano o el barro. Continúa durante uno a dos minutos y luego recupérate durante dos minutos a una inclinación del 1%. Completa todo el ciclo 10 veces.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate de ingerir una dieta saludable para mejorar tu trasero con músculo en lugar de grasa.
  • Tus glúteos necesitarán un día de descanso para recuperarte entre sesiones de entrenamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por beth rifkin | Traducido por martín giovana