Cómo mejorar espinillas que duelen mientras corro

Una causa común de dolor en las espinillas en el síndrome de estrés medial de la tibia, una condición mejor conocida como tirón de espinillas. Esto se desarrolla comúnmente por la sobreexigencia, causando dolor en los huesos de las espinillas y los músculos de las pantorrillas. Las fracturas por estrés muscular tienen síntomas similares y puedes seguir algunos pasos para mejorar la salud de tus espinillas tanto para el tirón de espinillas como para las fracturas por estrés.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Hielo
  • Cinta atlética

Instrucciones

  1. Descansa tus huesos y músculos. Permitir que las áreas lesionadas descansen y sanen es la mejor opción para su mejora. Dejar de correr completamente es la mejor manera de sanar, pero muchos corredores eligen disminuir la cantidad de millas que corren y aumentar el descanso entre ejercicios. Cuánto descanso necesitas depende de la gravedad de tu dolor de espinillas, según la Rice University.

  2. Aplica hielo sobre tus espinillas y toma medicación antinflamatoria para ayudar con el dolor. El hielo ayuda a contraer los vasos sanguíneos y a reducir la inflamación. Utiliza una almohadilla de hielo flexible, como un paquete de guisantes congelados o un cubo de hielo grande, sobre el hueso de tu espinilla de a 20 minutos por vez. Toma medicación antinflamatoria como ibuprofeno según las instrucciones del envase para también ayudar a reducir la hinchazón.

  3. Estira tus piernas, especialmente los músculos de las pantorrillas y el talón de Aquiles. Elevarte apoyándote sobre los dedos de tus pies puede ayudar a fortalecer tus pantorrillas y los huesos de tus espinillas; estirar el talón de Aquiles también es importante. Si vas a continuar corriendo, asegúrate de estirar completamente antes y después de ejercitar.

  4. Coloca cinta en la parte inferior de tus espinillas. Esto puede ayudar a aliviar el dolor en las espinillas mientras corres, pero sólo si lo haces correctamente. Aplica cinta atlética en la parte inferior de tu espinilla, debajo del músculo de la pantorrilla, utilizando entre tres y cuatro tiras de cinta en forma de "V" hacia abajo. Asegúrate de remover la cinta si tus espinillas comienzan a doler más y remuévela cuando termines de ejercitar.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate de que tus zapatos no estén desgastados y de que se encuentren en buenas condiciones.

Más galerías de fotos



Escrito por chris callaway | Traducido por ana grasso