¿Cuál es mejor para ti: papa asada o batata asada?

Aunque una batata ofrece más fibra, vitamina A y vitamina C, una papa al horno normal no es un cero nutricional. Ambas se cuentan entre tus porciones diarias de verduras y pueden ser parte de una dieta saludable. Aprende a preparar estos vegetales de manera saludable para maximizar su nutrición.

Calorías y macronutrientes

Una papa al horno pesa 173 gramos y una batata al horno posee un peso aproximado de 180 gr. Ambas contienen aproximadamente 160 calorías. Cada una proporciona 37 gr de hidratos de carbono y 4 gr de proteínas. Ninguno de estos dos tipos de papa contienen grasa.

Fibra

Una batata proporciona un 50 por ciento más fibra que una papa blanca. La fibra es un tipo de carbohidrato que ayuda a mantener la materia fecal en movimiento a través del tracto digestivo. Ésta también le agrega volumen a las comidas, lo que hace que te sientas lleno por más tiempo, también puede ayudar a reducir tus niveles de colesterol y disminuir el riesgo de enfermedades del corazón.

Vitaminas

Unos 180 gr de batata proporcionan casi 700 por ciento del valor diario de vitamina A, basándose en una dieta de 2.000 calorías. La vitamina A es esencial para la salud ocular y la correcta función celular. Una papa al horno normal contiene pequeñas cantidades de vitamina A. Una batata también contiene más vitamina C que una papa normal, es decir 35 mg frente a 17 mg. Una papa al horno, sin embargo, ofrece más ácido fólico, un tipo de vitamina B importante para la salud de los glóbulos rojos y esenciales en la prevención de algunos defectos de nacimiento. Una papa al horno contiene 48 mcg de ácido fólico, mientras que una batata contiene sólo 11 mcg.

Minerales

Ambos tipos de papas contienen cantidades casi iguales de magnesio, fósforo, cobre, zinc e hierro. Las batatas contienen poco más de calcio que la papa, al hacerlas al horno. Una papa al horno, sin embargo, ofrece más potasio, con 926 mg versus 855 mg en una batata. El potasio es esencial para regular el equilibrio de minerales y de líquidos. Las batatas proporcionan una mayor cantidad de mineral manganeso, el cual juega un papel importante en la salud ósea, la absorción de nutrientes y un sistema nervioso saludable.

Consideraciones

La forma de servir a tu batata o papa blanca al horno también afecta a cuán sana es tu elección. Si completas tu papa blanca al horno con crema agria, mantequilla y queso rallado, sólo aumentas el contenido en calorías y grasas saturadas. Evita rociar la batata al horno con mantequilla, jarabe de arce, malvaviscos o miel. Disfruta de patatas solas o quizá con un poco de yogur sin grasa, cebollines, sal o pimienta molida negra, para mantener de ellas lo más saludable.

Carga glucémica

La carga glucémica de un alimento mide la manera en la que estos afectan el nivel de azúcar en sangre y los niveles de insulina. Una dieta rica en alimentos con baja carga glucémica puede tener un efecto positivo sobre la pérdida de peso y la diabetes tipo 2, si bien el objetivo de la investigación no es concluyente, se ocupa de ella la Harvard School of Public Health. La carga glucémica de una batata es de 17 puntos, menos que los 26 de una papa asada. En general, los alimentos con una carga glucémica de 20 o más se considera alta, mientras que el 10 o menos es baja.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por sebastian castro