El mejor suplemento de hierro si este mineral te produce malestar estomacal

Si no puedes obtener suficiente hierro a través de tu dieta o si tienes una enfermedad que interfiere con la habilidad de tu organismo de absorber hierro, tu doctor puede recomendarte que tomes suplementos. Los suplementos de hierro pueden ser pesados para tu estómago, pero existen ciertos tipos de suplementos y formas de tomarlos que pueden reducir los efectos secundarios. Dado que una cantidad excesiva de hierro puede ser peligrosa, asegúrate de que tu doctor sepa que estás tomando pastillas de hierro para que los niveles de este mineral en tu sangre puedan ser monitoreados.

Hierro

Tu cuerpo necesita cantidades adecuadas de hierro para funcionar apropiadamente. El papel principal del hierro en el organismo es ayudar a transportar el oxígeno pero también ayuda con el sistema inmunológico, el desarrollo cognitivo, la regulación de la temperatura, la energía metabólica y el desempeño de actividades. Las mujeres premenopáusicas necesitan cerca de 18 miligramos al día, mientras que las mujeres mayores y los hombres adultos requieren aproximadamente 8 miligramos al día según la Ohio State University. Los vegetarianos estrictos, las mujeres embarazadas, las personas con dietas precarias y los individuos con enfermedades que afectan a la absorción de los alimentos se encuentran en riesgo de padecer deficiencias. Si te preocupa tu consumo de hierro, tu médico puede llevar a cabo pruebas de sangre para verificar tus niveles.

Suplementos de hierro

Los suplementos de hierro se fabrican de forma diferente y la sensibilidad al hierro de cada persona es única, por lo que es posible que se requieran algunas pruebas de ensayo y error para encontrar el suplemento y la dosis que puedas tolerar. Incluso las dosis recomendadas de hierro pueden causar efectos gastrointestinales secundarios como náuseas, vómito, estreñimiento, diarrea, heces de color oscuro y dolores abdominales. Algunas pastillas de hierro tiene recubrimiento entérico o preparaciones de liberación retardada que pueden causar menos efectos secundarios, pero el hierro de este tipo de pastillas no se absorbe bien, por lo que generalmente no son recomendadas según los reportes de la Office of Dietary Supplements. Si necesitas tomar este tipo de pastillas, tu doctor puede recomendarte la cantidad que necesitas. Al tomar pastillas con recubrimiento puedes descubrir que tus heces se vuelven negras, ya que las tabletas quizá no puedan descomponerse correctamente en tu estómago. Si esto ocurre, habla con tu médico.

Reducción de los efectos secundarios

Los suplementos de hierro vienen en muchas formas, incluyendo cápsulas, gotas y tabletas, y quizá descubras que puedes tolerar una forma mejor que las otras. Tu doctor puede ayudarte a elegir un suplemento que te cause la menor cantidad de efectos secundarios. No importa qué suplemento de hierro tomes, la Cleveland Clinic recomienda tomarlo con alimentos para evitar el malestar estomacal. Quizá también debas dividir la dosis durante el día en vez de tomar todo al mismo tiempo. Si estás tomando el suplemento con tus alimentos evita consumir productos lácteos, café, té, cereales, cafeína, antiácidos o suplementos de calcio, ya que estos pueden inhibir la absorción de hierro. Tomar suplementos con comida o bebidas ricas en vitamina C, como un vaso de jugo de naranja, puede mejorar su absorción.

Formas de hierro

Los suplementos pueden contener diferentes formas de hierro, incluyendo al sulfato ferroso, gluconato ferroso, fumarato ferroso y otros. Quizá descubras que puedes tolerar una forma mejor que otras, y aquellas que contienen un complejo polisacárido de hierro como Niferex-150 afirman causar menos efectos secundarios, pero no existen suficientes investigaciones para respaldar estas afirmaciones de acuerdo a MedlinePlus. No existe ningún suplemento de hierro que sea mejor para todos y usualmente se requieren algunas pruebas de ensayo y error para encontrar un suplemento que funcione para ti y que te ayude a satisfacer tus necesidades de hierro diarias.

Más galerías de fotos



Escrito por lori newell | Traducido por juliana star