La mejor rutina de ejercicios para esgrima

La esgrima es un deporte que requiere la coordinación mano-ojo, energía intensa y una gran precisión. Independientemente del tipo espada que se utiliza debes ser más rápido y más preciso que tu oponente. Esto requiere de la fuerza, la velocidad y el tiempo así como la habilidad. Para mejorar en muchos de estos aspectos, una rutina de entrenamiento intensivo puede ayudar a que seas más rápido y te dará la ventaja adicional necesaria para que anotes el punto ganador. Consulta a tu médico antes de comenzar cualquier dieta o programa de ejercicio.

La fuerza en la parte inferior del cuerpo

Gran parte de la intensidad de la técnica proviene de la parte inferior del cuerpo y es crítico que tengas las piernas fuertes para lograr el éxito. Las sentadilla y las estocadas deben considerarse ejercicios fundamentales y deben ser el foco de muchos de los entrenamientos. Las sentadillas deben hacerse con una técnica correcta y cuando haces las estocadas asegúrate de completar la mayor cantidad de movimientos extendidos ya que a menudo las posiciones que usas en la competición suele ser de movimientos elongados. Si vas a ejercitar una pierna es posible que desees hacer unas estocada extra con la otra pierna para evitar un desequilibrio muscular.

La fuerza de la parte superior del cuerpo

Gran parte del control que tienes con el arma proviene de los hombros por eso la prensa militar es el mejor ejercicio para fortalecerlos. Trabajar el Latisimus Dorsai o los músculos más amplios de la espalda también es de suma importancia ya que gran parte de tu fuerza vendrá de ahí por esto las flexiones y los ejercicios de remo son esenciales. Si pasas mucho tiempo entrenando un solo brazo, es posible que tenga que hacer trabajo extra con el hombro en el brazo opuesto para equilibrar. Los ejercicios extra con mancuerna por ejemplo rotar el bracio hacia afuera ayudarán a mejorar la estabilidad del hombro y evitaras lesiones. Las rotaciones externas se pueden realizar de pie haciendo resistencia con un cable estirando el brazo hacia adelante en contra del peso.

La intensidad

Después de desarrollar una buena técnica, aprende a ponerte en cuclillas de manera dinámica. No te caigas, solo baja rápidamente y extiende las piernas por completo mientras desciendes. Así es el estilo de ejercicio de los atletas olímpicos que levantan pesas en cuclillas ya que de esta manera generan más energía en el acenso que cualquier otro tipo de atleta. El ejercicio atlético, como los saltos de profundidad y las flexiones intensas son buenas maneras de aumentar la energía dado que te impulsas desde los dedos del pie cuando haces un lanzamiento también saltar la cuerda pueden ayudar y te servirá para mejorar tu estado físico .

El plan de entrenamiento

Entrena el cuerpo tres veces por semana en los días que no sean consecutivos. Esto le dará suficiente tiempo para recuperarte y no debe interferir con la práctica de la esgrima. Si necesitas ejercitación extra, haz esto en tus días libres, pero siempre debes priorizar el entrenamiento del deporte que estás practicando. Si decides añadir trabajo cardiovascular adicional, ten cuidado de no fatigarte demasiado o no tendrás energía para ejercitarte. Haciendo ejercicios a nadie le importa lo rápido que puedas correr por esto nunca olvides que el entrenamiento debe ayudarte a alcanzar tus metas y no debe limitar tu capacidad de perseguirlos.

Más galerías de fotos



Escrito por eric brown | Traducido por jose fortunato