La mejor ropa para practicar espeleología deportiva

La espeleología es una de las actividades en las que menos se mantiene el sentido de la moda. Se trata de probar la voluntad y la resistencia en espacios oscuros, húmedos y confinados bajo tierra. Para realizar esta actividad debes vestirte abrigado y cómodo para moverte fácilmente. El uso de cascos, preferentemente con luz incorporada, es esencial para mantener la seguridad durante la actividad. La capa exterior de la ropa debe ser desechable, ya que puede ser seriamente dañada.

Protección para la cabeza

Ningún otro deporte pone tu cráneo entre la roca y otras superficies sucias, duras y resbaladizas como la espeleología. Usa un caso que esté asegurado a la barbilla para proteger tu cabeza de los peligros que tiene la espeleología con su escasa iluminación. Los cascos duros pueden tener una luz sujetada para ayudarte a ver dentro de las cavernas y explorarlas con seguridad. Esto libera tus manos para que te puedas agarrar y moverte bien.

Vístete en capas

Cuando hagas espeleología, usa ropa que te proteja del frío y resista a la humedad y las manchas de barro. Vístete en capas delgadas para regular el calor de tu cuerpo en espacios demasiado reducidos como para cambiar tu ropa. Un traje de buzo es muy útil, ya que puede evitar los enganches de ropa. Los espeleólogos se favorecen con capas de tela sintética o lana debido a que absorben menos humedad que el algodón, además de que se secan y se limpian más rápido.

Calzado robusto

Consigue un buen agarre usando calzado que provea una cobertura fuerte, un calor adecuado, libertad de movimiento y control de tracción. Usa botas que eviten la humedad y con el que des pasos sin deslizarte. Usa capas de calcetines aislados. Usa guantes gruesos y protectores con las palmas y yemas que se adhieran a superficies duras y mojadas para tener un viaje fácil.

Limpia al terminar

Respeta el medio ambiente dejando tu lugar de espeleología tan limpio como lo encontraste. Lleva un paquete comprimido para la comida, la hidratación y otros accesorios, y llénalo con tus paquetes y papeles usados. Averigua si hay contenedores para los materiales desechables; algunos requieren unas bolsas especiales que debes llevar contigo. Después de concluir tu aventura, sácate la capa exterior de ropa y camina recto y limpio.

Más galerías de fotos



Escrito por a. scott walton | Traducido por elizabeth funes