El mejor ritmo cardiaco para perder grasa del abdomen

El ejercicio aeróbico hace que tu corazón lata más rápido y tus músculos se autoexijan, promoviendo la quema de calorías. Si bien la actividad física de mayor intensidad quema calorías más rápido, puede ser difícil saber lo duro que debes esforzar tu cuerpo. La frecuencia cardiaca es una medida útil que te ayuda a determinar la intensidad del ejercicio aeróbico, y maximizar la quema de grasa.

Recomendaciones para la actividad física

Llevar exceso de peso en el abdomen aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, colesterol alto, apnea del sueño y ciertos tipos de cáncer. La frecuente actividad física quema grasa y adelgaza tu barriga. Participa en 30 a 45 minutos de intensidad moderada actividad física, por lo menos cinco veces a la semana, para aumentar la quema de grasa. Elige actividades que causan sudoración, ritmo cardíaco rápido y respiración acelerada. Nadar, correr, bailar, trabajar en el jardín o en bicicleta promueven la quema de calorías.

Cálculo del ritmo cardiaco

Calcula tu frecuencia cardiaca máxima restando tu edad de 220. Por ejemplo, una mujer de 35 años de edad, tiene un estimado de la frecuencia cardiaca máxima de 220-35=185. Esto significa que tu corazón puede latir 185 veces en un minuto. Los atletas utilizan la frecuencia cardiaca máxima para calcular una zona de ritmo cardíaco apropiada para sus objetivos de rendimiento.

Zonas de ritmo cardiaco

Las diferentes actividades físicas hacen que el corazón lata a un ritmo diferente. La actividad física moderada corresponde a una frecuencia cardiaca de 50 a 60 por ciento del máximo, o de 93 a 157 latidos por minuto para alguien de 35 años de edad. El aumento de la frecuencia cardíaca de 60 a 70 por ciento de la máxima mejora la resistencia cardiovascular y la grasa se quema. Mantén este ritmo cardíaco durante 30 minutos completos para maximizar el efecto de la quema de grasa y adelgazar la barriga. El aumento de la frecuencia cardíaca de 80 a 90 por ciento hace que tu cuerpo entre en la zona anaeróbica, en la que disminuye las reservas de oxígeno celular y recurre a otras fuentes de energía.

Consideraciones

Algunos atletas realizan rutinas de entrenamiento de intervalos para quemar calorías y perder kilos de más. Comienza con una intensidad menor, alrededor de 50 a 65 por ciento de tu frecuencia cardiaca máxima, durante dos minutos. Aumenta la intensidad hasta que tu ritmo cardíaco sea del 75 al 85 por ciento del máximo durante un minuto. Alternando entre una actividad de baja y alta intensidad impulsas los procesos de quema de grasa.

Más galerías de fotos



Escrito por aurora harklute | Traducido por verónica sánchez fang