La mejor puerta de seguridad para bebés

Las mejores puertas de seguridad para bebés pueden variar dependiendo de la forma en la cual se están utilizando. La mejor puerta montada a presión es inútil en la parte superior de las escaleras, pero la mejor puerta instalada con herramientas no funcionará si necesitas moverla. Determina cómo vas a utilizar la puerta antes de elegir cuál es el mejor para tu hogar.

Instalada con herramientas

Las mejores y más seguras puertas para bebés son aquellas montadas con herramientas, sobre todo si las vas a instalar en la parte superior de las escaleras. Una puerta montada a presión puede soltarse si un bebé apoya todo su peso sobre ella, lo que causaría que caiga peligrosamente por las escaleras. Las puertas instaladas con herramientas se conectan directamente a la pared para que no puedan aflojarse. Para una correcta instalación en paneles de yeso, usa un kit de instalación diseñado específicamente para paneles de yeso.

Espacios abiertos

Las principales puertas para bebé tienen pequeños agujeros en la malla o espacios estrechos entre las barras, asegurando que los bebés no puedan usar los agujeros por apalancamiento para pasar por encima de la puerta. Los bebés curiosos también pueden tratar de asomar la cabeza por la puerta y podrían quedar atrapados. No compres puertas de estilo acordeón porque la cabeza del niño podría quedar atrapada, según KidsHealth.org.

Cierres

Todos los pestillos de una puerta para bebés deben ser a prueba de niños. Asegúrate de que tu hijo no pueda destrabar la puerta o que sus dedos no queden atrapados si juega con esta característica. Para las puertas para bebés con un cierre de lado, colócala de manera que el pestillo quede del lado más alejado del alcance de tu bebé. Por ejemplo, si la puerta está en la parte superior de las escaleras, el seguro debe estar mirando hacia las escaleras.

Portabilidad

Para algunos hogares, las puertas para bebé portátiles son la mejor opción, según AskDrSears.com. Las puedes llevar contigo, dependiendo de la habitación en la cual estás. Puedes proteger a tu hijo en la sala de estar cuando juega contigo allí, o mantenerlo fuera de la cocina si alguien está cocinando. Al final del día, puedes utilizar la puerta para asegurarte de que tu bebé se quede en el mismo piso que tú poniéndola en la parte inferior de las escaleras.

Más galerías de fotos



Escrito por shara jj cooper | Traducido por maría florencia lavorato