La mejor posición para dormir para un bebé

En los primeros días de cuidar a un recién nacido, los padres pueden estar desesperados por dormir. Mientras ese sueño necesitado es importante, los padres deben asegurarse que sus bebés se encuentran en un espacio y posición segura para dormir. American Academy of Pediatrics recomienda que todos los bebés sean puestos a dormir acostados sobre sus espaldas para disminuir el riesgo de síndrome de muerte súbita. Aunque algunos bebés pueden caer más fácilmente para dormir en sus estómagos o con una manta suave, podrían estar en mayor riesgo de SIDS.

La campaña "De Espaldas a dormir"


Puede haber un mayor riesgo de muerte súbita en los niños que descansan sobre sus estómagos.

American Academy of Pediatrics comenzó la campaña "Back to Sleep" en 1992 alentando a los padres a siempre colocar a sus bebés en sus espaldas cuando los pusieran dormir. Desde ese momento, el número de bebés que han muerto de SIDS ha disminuido en más de 50 por ciento, según KidsHealth.org. Los expertos especulan que puede haber un mayor riesgo de muerte súbita en los niños que descansan sobre sus estómagos porque respiran más de su propio dióxido de carbono, que está atrapado entre sus caras y el colchón, o que no tienen la fuerza para girar sus cabezas y así son sofocados en el colchón.

Largo de tiempo recomendado


El riesgo de síndrome de muerte súbita es mayor durante los primeros meses de vida, sin embargo se deben tomar precauciones durante el primer año.

Los recién nacidos no son los únicos que se deben poner a dormir sobre espaldas. La AAP recomienda que los bebés continúen descansando sobre sus espaldas para dormir durante el primer año de vida, ya que el SIDS puede continuar siendo un riesgo durante todo ese tiempo. HealthyChildren.org señala que es especialmente importante poner a los bebés que duermen boca arriba durante los primeros seis meses, ya que el riesgo de SIDS es más alto en ese período de tiempo.

Otras recomendaciones para dormir


Los bebés que son puestos a dormir en una superficie blanda pueden rodar sobre sus estómagos.

Coloca a tu bebé a dormir sobre una superficie firme que esté libre de juguetes, almohadas y ropa de cama pesada. Los bebés que son puestos a dormir sobre una superficie blanda pueden rodar sobre sus estómagos, causando que se atasquen cara abajo en el colchón y aumenta su riesgo de asfixia. Los bebés también podrían rodar en una manta, almohada o juguetes, o estos artículos podrían cubrir la cara de un bebé a medida que se mueve durante el sueño. Cualquiera de estos podría aumentar el riesgo de asfixia.

Preocupaciones del dormir sobre la espalda


Los beneficios de que un bebé duerma sobre sus espaldas superan los riesgos de no hacerlo.

Muchos padres están preocupados de que sus bebés desarrollen una cabeza plana si los ponen a dormir en sus espaldas. Mientras que un estudio liderado por científicos de la Universidad Estatal de Arizona publicó en el diario "Pediatrics" en 2009 demostró que dormir sobre la espalda es la principal causa de la cabeza plana, los beneficios de dormir de espaldas superan este riesgo, que es sobre todo una estético. Los padres pueden mover las cabezas de sus bebés para que estén frente a un lado cuando duermen y luego hacia otro lado en el siguiente sueño. Hacerlo puede reducir el riesgo de un desarrollo de punto plano. Los padres también deben examinar a sus bebés periódicamente mientras duermen para asegurarse que no han rodado en sus estómagos mientras duermen.

Más galerías de fotos



Escrito por maria magher | Traducido por marco jiménez