El mejor método para cocinar muslos de pollo

Los muslos de pollo son asequibles, sabrosos y húmedos. Aunque puedes freírlos o asarlos a la parrilla, asarlos a temperatura elevada es una opción de preparación relativamente rápida, ligera y deliciosa. Mantenlos simple u opta por una sabrosa marinada. Sirve los muslos de pollo asados con tus platos favoritos o desmenuza la carne para tacos, sopas o guisados. Incluso puedes asar papas y vegetales junto con el pollo para un plato único que tu familia adorará.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Muslos de pollo con hueso
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Pincel de pastelería
  • Placa para horno con borde
  • Termómetro para carne de lectura instantánea

Instrucciones

  1. Precalienta el horno a 450 grados Fahrenheit.

  2. Retira los muslos de pollo del refrigerador y sécalos con toallas de papel.

  3. Sazona cada muslo generosamente con sal y pimienta.

  4. Coloca los muslos de pollo, con la piel hacia arriba, en una placa para horno con borde o bandeja.

  5. Pincela el pollo con aceite de oliva o con tu aceite favorito en base a salsa. Prueba una combinación con salsa de soja, jengibre (ginger) y aceite de sésamo, aceite de oliva, chile (chili) en polvo y jugo de lima o mantequilla, mostaza y miel.

  6. Asa el pollo durante 10 minutos en el horno precalentado, girándolo y bañándolo con la salsa o el aceite de oliva. Hornéalo durante 10 minutos adicionales, luego gíralo de nuevo y baña el lado de la piel con salsa o aceite una vez más. Cocínalo durante 5 minutos más. Comprueba la temperatura del pollo con un termómetro para carne de lectura instantánea. Debería ser de 160 grados Fahrenheit.

Consejos y advertencias

  • Si quieres agregar vegetales, colócalos alrededor del pollo. Cocina o precocina los vegetales, como patatas.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle powell-smith | Traducido por marcela carniglia