La mejor manera de secar los guantes de esquí

Los guantes empapados pueden hacer que tu experiencia en las pistas sea lamentable. Elegir el mejor método para secar los guantes asegura que se calienten rápidamente sin dañar el material. Cuando vayas a comprar guantes de esquí, busca los tipos resistentes al agua para acelerar el tiempo necesario para que se sequen. Elige el tipo de guantes en base a las condiciones meteorológicas. Evita los materiales gruesos en las temperaturas más cálidas, ya que es probable que se mojen mientras sudas.

Tiempo

Debes comenzar a secar los guantes inmediatamente después de salir de las pistas. Cuanto más esperes, es más probable que crezcan hongos y bacterias dentro de la tela. Te darás cuenta de esto cuando sientas un olor nauseabundo, si no los secas inmediatamente. Dado que el uso de guantes húmedos es muy incómodo y puede causar congelación, siempre mantén un par de repuesto disponible para su uso.

Solución

Evita poner los guantes directamente sobre una fuente de calor para secarlos. No los coloques en la secadora ni utilices un secador de pelo en temperatura caliente para deshacerte de la humedad. En cambio, colócalos en un lugar cálido y seco, y permite que permanezcan durante varias horas. Es posible que tengas que esperar dos o tres horas hasta que se hayan secado lo suficiente como para usarlos de nuevo. Para acelerar el proceso, retira el forro interior de los guantes, si puedes.

Consideraciones

Muchos centros de esquí ofrecen secadores de guantes y botas para calentarlos si están mojados. Debes poner los guantes en los tubos de calefacción de la máquina. El secador calienta lentamente los guantes a la temperatura corporal. Esto previene el daño y la contracción de los mismos. Los ejemplos comerciales incluyen el secador DryGuy Wide Boot Dryer, InStep Boot y Glove Dryer.

Efectos

Una vez que los guantes se sequen, puedes observar un cambio en la textura. La piel de éstos puede sentirse rígida. Sin embargo, si los utilizas con frecuencia, se vuelven más flexibles. Si esquias a menudo, es posible que desees invertir en un par de guantes impermeables. Esto reduce la cantidad de humedad en el exterior de los guantes. Sin embargo, aún debes colocar guantes impermeables en un lugar limpio y seco después de su uso para eliminar la humedad y el sudor dentro de ellos.

Más galerías de fotos



Escrito por heather topham wood | Traducido por sofia loffreda