La mejor manera de quitarte el tinte del cabello dejándolo crecer

Teñir tu cabello de un nuevo color es una manera fantástica de cambiar tu apariencia rápidamente. Pero las hebras teñidas pueden ser un problema una vez que estás lista para regresar a tu color natural. Conforme crece tu cabello, tus raíces serán de un color distinto del resto de tu cabello. Si planeas dejar que te crezca el cabello para eliminar el tinte, aplicarte un tinte semi-permanente es la mejor manera para lograr una transición más uniforme.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Champú clarificador
  • Acondicionador
  • Vaselina
  • Pinzas de plástico
  • Peine
  • Guantes de látex
  • Tinte para el cabello semi-permanente
  • Secadora de cabello (opcional)

Instrucciones

  1. Lava tu cabello diariamente con un champú clarificador espumoso. Esto ayuda a desvanecer el color del tinte.

  2. Deja que las raíces crezcan hasta que puedas ver al menos 1 pulgada del color original.

  3. Trata tu cabello con un tratamiento acondicionador profundo por una semana antes de teñirlo. No te laves el cabello uno o dos días antes de teñirlo.

  4. Coloca una capa delgada de vaselina en la línea del cabello y en la línea del cuello. Esto ayuda a evitar que el tinte pinte tu piel.

  5. Humedece las puntas de tu cabello, luego usa un peine para dividir el cabello en cuatro secciones iguales. Usa pinzas de plástico grandes para asegurar cada sección en su lugar en la parte superior de tu cabello, haciendo cuatro colas de caballo separadas.

  6. Ponte un par de guantes de látex, luego pon un poco del tinte semi-permanente en la palma de tu mano. Para mejores resultados, usa un tinte que sea un tono más claro que tus raíces.

  7. Frota el tinte en dos secciones de la izquierda de tu cabello, evitando las raíces; sólo aplica el tinte a las partes de tu cabello que han sido teñidas previamente. Empieza en el frente y ve hacia atrás.

  8. Deja que el tinte se asiente por 10 minutos, luego enjuágalo con agua tibia. Repite el proceso en las otras dos secciones del cabello, de nuevo evitando las raíces.

  9. Aplica el champú y acondicionador normalmente, luego espera a que tu cabello se seque. Usa una secadora para acelerar el proceso, si lo deseas.

  10. Revisa los resultados. Si el color no se asemeja mucho a tus raíces, aplica otra capa de tinte al cabello teñido solamente. Repite este proceso hasta que el cabello teñido se asemeje al color de tus raíces.

  11. Mezcla el tinte que sobra con una porción de champú. Ponte la mezcla en todo tu cabello, incluyendo las raíces, empieza en ellas y ve hacia las puntas. Enjuaga inmediatamente después de ponerte el champú. El tinte semi-permanente ayudará a combinar el color de tus raíces con el resto de tu cabello, para que tu color natural aparezca de nuevo uniformemente.

  12. Lava tu cabello diariamente. El tinte semi-permanente se debe quitar después de 10 lavadas.

Consejos y advertencias

  • Si prefieres no arriesgarte a cometer un error con tu tinte, haz que un peluquero o estilista de salón haga el trabajo por ti. Si eliges teñirlo tú misma, pon atención a las instrucciones y precauciones en empaque del producto.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa king | Traducido por yolanda adriana paulín vázquez