La mejor manera de enseñarle a tu hijo de 4 años a jugar golf

Earl Woods comenzó a entrenar a su hijo Tiger para jugar al golf a la temprana edad de 10 meses. Tiger ya balanceaba el palo de golf antes de que pudiera caminar. Sin embargo, no todos los niños son prodigios del golf destinados a la grandeza. El golf es un deporte frustrante que lleva años, si no décadas, para dominar. Sin embargo, es posible para todos los niños aprender a amar el juego, y enseñarle el juego a tu hijo puede ser una experiencia gratificante, compartida por ambos.

Hazlo divertido

"Golf Digest" defiende el enfoque de "más juego y menos enseñanza" para los padres con niños pequeños. Las lecciones deben ser de 30 minutos o menos, y sólo 10 minutos deben ser dedicados a la enseñanza real. Sé creativo con la forma en que enseñas. Inventa concursos tontos. Desafía a los molinos de viento y los payasos que ríen en el campo de minigolf. Haz lo que puedas para asociar el juego de golf con la diversión, por lo que tu hijo va a querer estar cerca del juego aún más y quiera llegar a ser mejor.

Enfatiza el juego corto

Comienza cada sesión de práctica con tu hijo en el green dedicado a la práctica del putt. Trabaja en los putts cortos y poco a poco trabaja tu manera de salir. El chipping no requiere de mucho ajuste de balanceo del movimiento que pone, así que da un paso fuera del green y trabaja en esa área de su juego corto. A medida que te alejas del green, tu hijo tendrá que alargar progresivamente su balanceo del palo de golf hasta que, naturalmente, se desarrolle un balanceo completo y consistente, que es lo más difícil de dominar en los enlaces.

Campamentos o lecciones en grupo

Algunos niños aprenden mejor en un ambiente de grupo donde pueden aprender junto a sus compañeros. Si él está interesado, inscribe a tu hijo en un campamento o en clases grupales impartidas por profesionales del golf. Tu hijo aprenderá todos los aspectos del juego, incluyendo las lecciones de etiqueta del golf adecuadas y las reglas del deporte. Las clases en grupo y los campamentos de verano de una semana son mucho más baratos que las lecciones individuales de uno contra uno.

Toma el curso

Practica en un campo de par 3 y evita los largos pares 5, donde incluso puedas llegar a luchar para alcanzar el green en regulación. Trata de jugar sólo un par de hoyos, ya que tu hijo puede tener problemas para mantenerse ocupado durante un juego completo. Haz las cosas un poco más fáciles y permite que tu hijo saque la bola en tiros desde fuera del green y mueva su bola desde lo áspero al fairway. Por último, juega al de la tarde, cuando el curso esté menos ocupado. No te sentirás apresurado o retrasarás a cualquier jugador serio, y tú y tu hijo tendrán un montón de tiempo para disfrutar de sus primeras rondas juntos.

Más galerías de fotos



Escrito por brian lancette | Traducido por juan ignacio ceviño