La mejor manera de detener el hipo

Escrito por susan revermann | Traducido por nuria banus
Pídele a tu hijo que tome agua fría en la cocina, en caso de que el hipo haga que la escupa.

La mayoría del tiempo, el diafragma de tu hijo hace un trabajo maravilloso ayudando a sus pulmones a empujar el aire adentro y afuera sin problemas o recordatorios de cómo hacer su trabajo. Una vez que el diafragma pierde su rito natural cuando los niños tragan su comida muy rápidamente, comen demasiada comida a la vez, consumen comidas picantes o se ponen nerviosos o excitados, puede llevar a un ataque de hipo. Puedes intentar algunos trucos en tu hijo antes de que estos movimientos espasmódicos desaparezcan, aunque generalmente se van por sí solos después de unos minutos.

Trucos a tratar

El azúcar puede ser una solución mágica. Ubica una cucharada de azúcar granulada bajo la lengua de tus hijos y deja que se disuelva o dale algo de agua para que se enjuague. Pídele a tu hijo que tome una respiración profunda y lo retenga 10 segundo. Puede valer la pena intentar que tome agua fría del lado opuesto del vaso, que alguien que le haga cosquillas o que alguien lo asuste.