La mejor manera de congelar salsa para pastas

Tener una nevera llena de alimentos ya preparados es una manera conveniente para poner una comida nutritiva en la mesa, incluso en las noches ocupadas cuando tu familia tiene otras obligaciones. La salsa para la pasta es uno de los alimentos que se pueden congelar fácilmente, descongelar y añadir a la pasta cocida para preparar una comida rica en nutrientes que tarda sólo unos minutos en prepararse.

Salsa para pasta perfecta

Haz tu salsa para pasta favorita de acuerdo a la receta y deja que se enfríe completamente antes de prepararla para ser congelada. Ten en cuenta que algunos tipos de salsas para pasta se congelan con más facilidad y con mejores resultados que otras. Las salsas a base de tomate tienden a congelarse y descongelarse con mejores resultados, pero las salsas a base de carne también pueden hacerle frente a la congelación. Las salsas cremosas, como la Alfredo, se pueden congelar, pero no se descongelan, así como las salsas para pasta a base de tomate.

Congelado 101

Deja que la salsa de la pasta cocida se enfríe completamente antes de transferirla a contenedores o bolsas de congelador seguras. Utiliza recipientes o bolsas hechas expresamente para congelar alimentos, porque son menos propensos a tener fugas y a absorber los olores de otros alimentos en tu congelador. Deja una pulgada de espacio en la parte superior del recipiente o bolsa de congelación, ya que la salsa de la pasta se ampliará a medida que se congela, de acuerdo con la University of Missouri Extension. La mayoría de las salsas para pastas pueden permanecer en el congelador por hasta tres meses antes de que pierdan su calidad y sabor.

No cometas este error

No dejes que tu salsa de pasta casera se enfríe durante demasiado tiempo antes de transferirla al congelador. Dejar los alimentos cocinados refrigerados durante más de una hora o dos puede permitir que las bacterias crezcan, lo cual puede hacer que te enfermes más tarde, cuando comas los alimentos. De hecho, si tu salsa de pasta contiene carne, debes enfriarla en el refrigerador, según la University of Missouri Extension. Mantén la salsa de pasta cubierta mientras se está enfriando, también para evitar la contaminación y el crecimiento de las bacterias.

Más para pensar

Si no quieres perder un enorme lote de salsa para pasta, prueba congelar una pequeña porción y luego descongélala y pruébala para ver si conserva su sabor y textura. Si vas a congelar la pasta con la salsa, cocina los fideos hasta que estén al dente. Congelar la pasta antes de que esté completamente cocida evitará que la pasta se vuelva blanda al recalentarla, de acuerdo con la University of Missouri Extension.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por juan ignacio ceviño