El mejor hierro natural para la anemia

La anemia te deja cansado y débil. Puede hacer que el corazón lata de forma irregular y que te falte el aire incluso después de un esfuerzo mínimo, como subir un tramo de escaleras. En muchos casos, la anemia es una consecuencia de una nutrición inadecuada. El hierro es uno de los minerales más abundantes en el planeta, pero es muy posible que si estás sufriendo anemia, no tengas bastante de él en tu cuerpo. Aumentar tu ingesta de hierro puede ayudar. Consulta a su médico antes de tomar suplementos.

Hierro y anemia

El hierro es un mineral esencial que el cuerpo utiliza para ayudar a transportar oxígeno a los tejidos que lo necesitan. La mayor parte del hierro del organismo se dedica a esta tarea. Como parte del componente de la sangre roja conocida como hemoglobina, el hierro ayuda a que las moléculas de oxígeno se unan a las células de la sangre, permitiendo que el oxígeno se distribuya a las células y órganos de todo el cuerpo. La fatiga de la anemia se produce cuando estas células y órganos no reciben suficiente oxígeno para satisfacer la demanda fisiológica normal.

Tipos de hierro dietético

El hierro dietético se presenta en dos formas: el hierro hemo y el hierro no hemo. El hierro hemo se deriva de los alimentos que contienen hemoglobina, es decir, los alimentos de origen animal como carne, pescado y aves de corral. Las plantas no sangran y los alimentos vegetales no contienen hierro hemo. El hierro no hemo se encuentra en algunos alimentos de origen vegetal, como las lentejas y los frijoles. El hierro no hemo derivado de fuentes vegetales se utiliza para fortificar los alimentos que son naturalmente bajos en hierro, como el pan blanco y la sémola.

Biodisponibilidad del hierro hemo y no hemo

Lo siento vegetarianos, pero en términos de hierro fácilmente asimilable, los alimentos de origen animal son la mejor fuente. "Biodisponibilidad" es un término utilizado para describir cuán fácilmente un nutriente en particular es absorbido y utilizado por tu organismo. Según el Linus Pauling Institute, el hierro hemo tiene más biodisponibilidad que el hierro no hemo. La absorción del hierro hemo también es menos inhibido por otros nutrientes, mientras que la absorción del hiero no hemo puede ser inhibido por el ácido fítico, que está presente en los cereales y el arroz; por los polifenoles de las frutas y vegetales y por la proteína de soja. De modo que el hierro presente en estos alimentos de origen vegetal no solamente es más difícil de absorber, sino que esta absorción es dificultada por la presencia de otros factores.

Fuentes de hierro hemo

El hígado cocido de pollo es una fuente particularmente rica de hierro hemo. Contiene 12,8 miligramos por cada porción de 3,5 onzas. Si pensar en hígados de pollo no es agradable para ti, puedes probar con carne magra de res, con 3,2 mgr por cada porción de 3 onzas, almejas empanizadas fritas, con 3 mgr en 3/4 de taza o carne oscura de pavo, con 2,3 mgr por cada 3,5 onzas.

Más galerías de fotos



Escrito por charis grey | Traducido por frances criquet