La mejor forma de deshacerte de la grasa en los muslos internos

La grasa en los muslos internos es un indicador de un exceso de grasa. Esto significa que consumiste más calorías comiendo y bebiendo que las que quemaste al hacer ejercicio. Según el periódico académico “Yale Scientific", perder peso en una sola área es esencialmente un mito. Cuando haces ejercicio, quemas calorías de grasa en todo el cuerpo. Aunque puedes hacer todo tipo de ejercicios para tonificar tus muslos, perder grasa es un proceso que lleva a cabo todo el cuerpo. Los Centers for Disease Control and Prevention sugieren crear un déficit de calorías para lograr perder peso.

Haciendo un seguimiento de tus calorías

Usa un diario de comida para escribir todo lo que comes y tomas por una semana. Recuerda escribir el tipo específico de comida y la cantidad consumida. Después de esa semana, ingresa las cantidades en una calculadora de comida para ver cuántas calorías consumiste. También debes escribir la intensidad y duración de cualquier actividad para quemar grasa que realices durante la semana y debes ingresar los valores en una calculadora de calorías al hacer ejercicio.

Creando un déficit calórico

Después de calcular el total de calorías de una semana, resta las calorías totales quemadas del total de calorías consumidas. Si el resultado es mayor a cero, tienes un exceso de calorías. Para crear un déficit calórico, necesitarás que este resultado esté bajo cero. Un déficit calórico significa que quemas más calorías de las que consumes, lo que hace que tu cuerpo queme la grasa almacenada como combustible. El ejercicio aeróbico, el entrenamiento de fuerza y las elecciones conscientes de bocadillos y comidas pueden ayudarte a crear un déficit calórico.

Comenzando una rutina de ejercicio aeróbico


Si es posible, ve en bicicleta al trabajo para hacer ejercicio aeróbico.

Una rutina de ejercicio aeróbico puede ayudarte a quemar la grasa en los muslos internos. Los Centers for Disease Control recomiendan hacer por lo menos 75 minutos de ejercicio aeróbico moderado o 150 minutos de ejercicio vigoroso a la semana para los adultos. Actividades como saltar cuerda, nadar y correr son consideradas formas vigorosas de ejercicio aeróbico, mientras que montar bicicleta a un ritmo fácil y caminar por el parque son consideradas formas de ejercicio aeróbico moderado. Las actividades diarias, como bailar, cortar el césped y subir y bajar escaleras cuentan también como actividades aeróbicas moderadas. Para comenzar a perder grasa, puede que necesites exceder el mínimo recomendado.

Comprometiéndote a un régimen de entrenamiento de fuerza

Los ejercicios de entrenamiento de fuerza son actividades como flexiones de pecho (pushups), abdominales (situps), barras (pullups) y levantamiento de pesas. Los ejercicios de este tipo desarrollar tus músculos y ayudan a quemar grasa. Los muslos recién definidos se verán después de haber perdido grasa. Los Centers for Disease Control recomiendan hacer dos sesiones de entrenamiento de fuerza a la semana. Para cada ejercicio realizado, haz una a tres series de 8 a 12 repeticiones. Las actividades de jardinería como cavar y escardar malas hierbas también cuentan como rutinas de entrenamiento de fuerza.

Más galerías de fotos



Escrito por joel devyldere | Traducido por ana maría guevara