La mejor forma de calentar un bagel

Cuando se trata de elegir un bagel, tienes varias opciones. Los bagels vienen en distintas variedades, algunos, como los integrales, son más saludables que otros. Los bagels los puedes encontrar congelados, refrigerados o frescos, y la forma que en los prefieras, tostados o blandos, determinará lo calientes que estén.

Elimina el frío

Si tu bagel está congelado, empieza poniendo el horno a 350ºF. No necesitarás precalentarlo. También puedes usar el horno tostador. El tamaño de tu bagel determinará cuanto tiempo debes dejarlo en el horno. Si es pequeño, sólo te llevará 10 minutos calentarlo. Un bagel grande llevará hasta 12 minutos. Ahora que está caliente, pártelo a la mitad. Si tu bagel está parcialmente congelado o lo prefieres tostado, colócalo en el tostador. Si no quieres tu bagel tostado, envuélvelo en una toalla húmeda de papel y caliéntalo de 10 a 15 segundos en el microondas.

Refrigerado y fresco

Si tu bagel ha sido refrigerado o está fresco, empieza por cortarlo al medio. A partir de aquí, ponlo en la tostadora si lo prefieres tostado. Lo tostado que lo quieras determinará el tiempo que te lleve. Usa el microondas para ablandarlo si no lo quieres tostado. Después de partirlo, envuélvelo en una toalla de papel húmeda. Caliéntalo al microondas de 15 a 30 segundos.

Solución para un bagel rancio

Si encuentras que tu bagel está rancio pero no tiene moho, puedes hacer que esté fresco de nuevo. Lo sentirás duro y es casi imposible que puedas morderlo. Envuélvelo en papel aluminio con algunas gotas de agua y pónlo en el horno por diez minutos. Si lo quieres tostado, retíralo, pártelo a la mitad y luego colócalo en la tostadora. Si no lo quieres tostado, envuélvelo en una toalla de papel húmeda y caliéntalo en el microondas de 15 a 30 segundos.

Aumentar las proteínas

Cuando uses el microondas para calentar el bagel, no lo dejes por más de 15 segundos porque se pondrá correoso y gomoso. Si no comerás los bagels frescos en dos o tres días, refrigéralos o congélalos antes de que se pongan rancios o mohosos. Para darles sabor, agrega mantequilla de cacahuete o crema de queso. Esto le agregará proteína a tu comida y hará que duren más.

Más galerías de fotos



Escrito por rebecca slayton | Traducido por susana lópez millot