Cómo tener un mejor equilibrio en las piruetas

Comienzas con la preparación adecuada, sincronizas tus movimientos y comienzas a fijar tu cabeza pero aún así te caes de las piruetas. Si clase tras clase le tienes miedo al trabajo en el centro del salón porque sabes que las piruetas vienen, es momento de lidiar con tus problemas de equilibrio. Comienza grabándote mientras giras para ver si hay errores técnicos visibles que no hayas detectado y después examina tu movimiento para encontrar más errores.

Nivel de dificultad:
Difícil

Necesitarás

  • Espejo de cuerpo completo

Instrucciones

  1. Practica la alineación ideal de tu cuerpo en frente de un espejo antes de girar. De acuerdo con "Dance Spirit Magazine", toma una alineación de cuerpo adecuada y mucha fuerza completar la pirueta perfecta. Algunos errores comunes incluyen levantar la cadera con la que trabajas, sentarte muy abajo sobre tu lado de apoyo u olvidar la postura de la parte superior de tu cuerpo. Imagina que hay energía que va hacia el piso desde tu pie de apoyo mientras la energía sube a través de tu cuerpo de tu pie en el passé.

  2. Elige un objeto para usar como referencia visual y síguelo siempre (debería estar a nivel de tus ojos) antes de girar, después gira rápidamente tu cabeza alrededor para volver a encontrarlo mientras tu cuerpo alcanza a tu cabeza durante el giro. Girar la cabeza demasiado rápido o demasiado lento puede interferir con tu equilibrio. Si tienes la intención de hacer varias rotaciones durante tu pirueta, recuerda que deberías girar por completo la cabeza rápidamente cada vez conforme haces un giro completo. Por ejemplo, si intentas hacer una pirueta triple, deberías encontrar el objeto con tus ojos tres veces.

  3. Haz tu giro más lento. Esto podría parecer contra intuitivo ya que asumes que entre más rápido gires, más rotaciones podrás lograr antes de caer del giro. Sin embargo, de acuerdo con "Pointe Magazine", hacer tus giros más lentos puede ayudarte a mantener tu balance durante más tiempo y por lo tanto, a hacer más rotaciones. Toca una pieza de música lenta para encontrar un ritmo interno para tus giros.

  4. Deshazte del estrés de tus músculos y de tu vida. Daniel Lewis, Decano de Baile de la escuela New World School of the Arts, la dijo a "Dance Magazine" que una tensión no necesaria a menudo hace que los bailarines pierdan su balance. El estirarse de manera inadecuada o tener demasiado estrés pueden causar que los músculos estén tensos. Si no puedes minimizar las causas de estrés de tu vida como problemas de relación o familiares, "Dance Magazine" recomienda que uses una respiración rítmica para deshacerte de la tensión. Intenta respirar por tu nariz durante cuatro cuentas, sostener la respiración cuatro cuentas y después sacar el aire durante cuatro cuentas mientras imaginas que la tensión escapa de cada músculo.

Más galerías de fotos



Escrito por kelly macgregor | Traducido por laura gsa