El mejor entrenamiento para el cuerpo de un luchador

No hay un solo tipo de cuerpo de. Los luchadores pueden ser musculosos, sorprendentemente delgados, gorditos o algo intermedio. En cambio, el denominador común entre los combatientes en todos los deportes es la excelente condición física. No puedes conseguir esto con un solo entrenamiento. En su lugar, tendrás que incorporar el entrenamiento de fuerza, ejercicios cardiovasculares y otras rutinas en tu plan de acondicionamiento físico, optando por diferentes rutinas cada día.

Ejercicios cardiovasculares para resistencia

La piedra angular de cualquier rutina de ejercicios de combate es un fuerte ejercicio cardiovascular. Los luchadores deben tener una excelente resistencia a lo largo de una pelea y regular los ejercicios cardiovasculares construye resistencia y derrite el exceso de grasa. Una carrera intensa, el ciclismo regular o saltar la cuerda puede aumentar tu potencia cardiovascular y prepararte para el ring. Trata de hacer diferentes rutinas de cardio cada día para maximizar tu versatilidad. Para aumentar el desafío, haz el entrenamiento cardiovascular durante el circuito de entrenamiento, el cual incorpora pesas intercaladas con ejercicios aeróbicos.

Levantamiento de pesas para la fuerza

Sin importar el deporte que hagan, los luchadores tienen que ser fuertes, y el entrenamiento con pesas ayuda a construir un tejido muscular fuerte y saludable. Los Kettlebells, sacos de arena y otros objetos extraños son cada vez más populares en las artes marciales mixtas, porque estos pesos requieren la fuerza y ​​la agilidad. Usa pesas de balanceo para mejorar la fuerza de tus brazos, los hombros y el núcleo o bolsas de arena para elevarlas por encima de tu cabeza para mejorar la fuerza general. las rutinas de levantamiento de peso estándar, como el press de banca, dominadas, flexiones de brazos, flexiones de bíceps y las máquinas de peso también pueden ayudar a construir la fuerza. Trata de hacer una rutina de entrenamiento de fuerza diferente cada día, pero asegúrate de trabajar todos los grupos musculares: espalda, pecho, brazos, piernas y torso.

Entrenamiento del mundo real

La aptitud funcional te prepara para los retos del ring. En lugar de realizar movimientos estereotipados, tales como levantamiento de pesas, concéntrate en tener agilidad y reacciones rápidas, mientras fortaleces tu núcleo. Céntrate en el movimiento a medida que entrenas. Por ejemplo, trata de hacer flexiones de bíceps en cuclillas o lleva una pesa mientras caminas. Para un desafío que se asemeja al trabajo que los luchadores hacen en el ring, trata de ir graduando el levantamiento de pesas con una sola pierna. Es posible hacer un curl de bíceps de pie sobre un pie, hacer flexiones con una sola mano o hacer sentadillas con una sola pierna.

Practica tu deporte

Los luchadores dedican una cantidad significativa de tiempo para perfeccionar su oficio, y si ya estás involucrado en un deporte de combate, debes estar practicando varias veces a la semana. Si estás interesado simplemente en copiar las rutinas de acondicionamiento físico de los luchadores, intenta copiarlos de los deportes de combate. Por ejemplo, puedes probar una clase de cardio kickboxing, golpear un saco de boxeo o practicar boxeo de sombra. Inscribirte en una clase de arte marcial de nivel introductorio como el jiu-jitsu, karate o artes marciales mixtas puede ayudarte a conseguir un entrenamiento más intenso.

Más galerías de fotos



Escrito por van thompson | Traducido por juan ignacio ceviño