¿Es mejor ejercitar en el frío o en el calor?

Entrenar en temperaturas muy frías o temperaturas extremadamente calurosas plantea riesgos de seguridad para el atleta. Si bien la preferencia de la temperatura para ejercitar puede variar de persona a persona, la mayoría de los deportistas realizan y se sienten mejor cuando entrenan a una temperatura moderada de alrededor de 70 °F (21 °C). Cuando entrenas para una carrera o deportes en condiciones extremadamente frías o de calor, sin embargo, el atleta debe trabajar en condiciones climáticas similares para aclimatar gradualmente el cuerpo.

Hacer ejercicio en el calor

Hacer ejercicio en el calor puede ser peligroso, ya que tu temperatura corporal también aumenta durante el ejercicio. El ejercicio en un clima caluroso pone presión extra sobre el corazón y los pulmones, especialmente si el aire es también húmedo. Los mecanismos de enfriamiento naturales del cuerpo normalmente se ajustan a una temperatura más alta de tu cuerpo durante el ejercicio, ya que el calor se disipa a través de la piel y aumenta tu nivel de transpiración. Durante el ejercicio en el calor, sin embargo, estos sistemas de refrigeración pueden fallar, lo que resulta en una enfermedad relacionada con el calor, como un golpe de calor. Si haces ejercicio en el calor, bebe mucho líquido, usa ropa ligera y protector solar cuando estés afuera. Deja de hacer ejercicio si te sientes mareado o con náuseas.

Ejercitar en el frío

Hacer ejercicio en el frío presenta sus propios riesgos, ya que te deja vulnerable a la congelación y la hipotermia. Cuando entrenas en un clima frío, usa varias capas de ropa que te puedas quitar una vez que empieces a sudar y poner de nuevo una vez que la temperatura de tu cuerpo se enfría. También puede ser necesario usar un equipo de protección en la cara, las orejas, las manos y los pies para el ejercicio en temperaturas muy frías. Ejercitar en clima frío es especialmente peligroso si la temperatura desciende por debajo de 0 grados F (-17 °C), o si la sensación térmica es extrema. Las personas con problemas de salud, como asma o problemas del corazón, deben hablar con su médico antes de ejercitar en el frío.

Temperatura óptima para ejercitar

La temperatura ideal para hacer ejercicio es de entre 68 y 72 °F (20-22 °C). Si estás haciendo ejercicio en casa, trata de mantener la temperatura del aire dentro de este rango. Las preferencias personales varían hasta cierto punto, ya que algunas personas sudan más que otras durante el ejercicio, pero 70 °F es la temperatura óptima para la mayoría de las personas, de acuerdo con Gerald Endress, fisiólogo del ejercicio físico y director de Duke University Diet and Fitness Center. En los centros de fitness o gimnasios donde muchas personas trabajan al mismo tiempo, utilizar un ventilador personal durante el ejercicio puede ayudar a que los que sudan mucho ​​se sientan cómodos y frescos en un ambiente de 70 grados F, dice Endress.

Consideraciones

Es un error común pensar que el uso de joggings o un traje de sauna durante el ejercicio mejorará los efectos de tu entrenamiento. Mientras que el uso de ropa pesada, no transpirable durante el ejercicio elevará la temperatura de tu cuerpo y hace que sudes más, esto sólo dará lugar a la pérdida de agua, no de grasa. También te dejará más vulnerable a las enfermedades relacionadas con el calor y deshidratación. Por lo tanto, lo mejor es hacer ejercicio en ropa ligera, transpirable que no atrape el calor y el sudor. Otra cosa a tener en cuenta es que si bien la "temperatura ambiente" es la mejor temperatura para el ejercicio, la temperatura de tu cuerpo, que varía a lo largo del día, de acuerdo a los ritmos circadianos, también afecta a la calidad de tu entrenamiento. Según American Council on Exercise, ejercitar cuando la temperatura de tu cuerpo está elevada, en las horas de la tarde, para la mayoría de la gente, produce un óptimo entrenamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por shannon george | Traducido por florencia melloni