El mejor ejercicio para prevenir derrames cerebrales

Un derrame cerebral es una alteración en el suministro de sangre en el cerebro que sucede cuando se obstruye o se rompe un vaso sanguíneo. Puedes prevenir este problema siguiendo un programa de ejercicios regular. El mejor programa de ejercicios para prevenir derrames cerebrales es el que incluya cualquier tipo de actividad aeróbica de intensidad moderada.

Lo básico en cuanto a derrames cerebrales

Cuando el flujo normal de sangre al cerebro se detiene por más de unos pocos segundos, la falta de oxígeno en las células del cerebro pueden detonar la muerte celular y un daño cerebral permanente, según la U.S. National Library of Medicine’s Medline Plus. Los derrames cerebrales pueden presentarse de dos formas. En los derrames isquémicos, un coágulo obstruye el flujo de sangre en uno de los vasos que alimenta al cerebro. En un derrame hemorrágico, un vaso sanguíneo del cerebro se debilita y se rompe, lo que lleva a una acumulación dañina de sangre en el tejido cerebral.

Riesgos de derrame cerebral

La falta de ejercicio puede ser un factor de riesgo significativo en el desarrollo del derrame, según la National Stroke Association. Otros factores de riesgo relacionados con el nivel de actividad y el estado físico incluyen la obesidad, la presión sanguínea alta y el colesterol alto. Estos factores se conocen como factores de riesgo controlables, lo que significa que puedes manejarlos. Otros factores de riesgo controlables en el desarrollo de un derrame cerebral incluyen la diabetes tipo 2, el consumo de alcohol y tabaco, la artereosclerosis, que endurece las paredes de las arterias, y una irregularidad en el ritmo cardíaco llamada fibrilación auricular.

Efectos del ejercicio aeróbico

El ejercicio aeróbico intensifica la respiración e incrementa el ritmo cardíaco al activar los grandes músculos de los brazos, piernas y caderas, según Mayo Clinic. Los efectos a corto plazo de la actividad aeróbica incluyen el incremento del flujo de sangre rica en oxígeno y un equivalente en la cantidad de sangre no oxigenada que circula desde el cuerpo hacia los pulmones. Si haces ejercicio aeróbico regularmente, los beneficios a largo plazo son el fortalecimiento del corazón, la reducción en el ritmo cardíaco normal y una mayor eficiencia en la circulación sanguínea. El ejercicio aeróbico también puede disminuir los riesgos de derrames cerebrales al realizar actividades.

Actividades de intensidad moderada

Para evitar derrames cerebrales, el servicio de U.S. Surgeon General recomienda realizar por lo menos 30 minutos de ejercicio aeróbico de intensidad moderada por un mínimo de cuatro días a la semana. Los ejercicios y las actividades deportivas que caen dentro de esta categoría incluyen caminar rápido, hacer ciclismo sin pendientes, gimnasia acuática y tenis doble. También se puede hacer ejercicio de intensidad moderada cortando el césped. Normalmente, las actividades de este tipo elevan el ritmo cardíaco y fomentan la transpiración mientras que puedes entablar una conversación más o menos normal.

Consideraciones

Si no puedes encontrar el tiempo para ejercitar 30 minutos, puedes dividir el ejercicio en segmentos de 10 minutos por día, según Centers for Disease Control and Prevention. También puedes controlar tu peso, tu nivel de presión sanguínea y colesterol haciendo una dieta mayormente de frutas y verduras, y con poco sodio y grasas saturadas. Consulta con tu médico antes de comenzar con cualquier programa de ejercicios para saber qué actividades serán las mejores de acuerdo a tu caso específico.

Más galerías de fotos



Escrito por m. gideon hoyle | Traducido por noelia menéndez