¿Cuál es mejor ejercicio, caminar o trotar?

Elegir el mejor ejercicio entre caminar o trotar depende de cuáles son tus metas, planes o gustos. Si has hecho un poco de ambos, trata de caminar primero para alcanzar resistencia y descubrir sus beneficios. Tu estado de salud general o alguna enfermedad preexistente puede hacer que trotar sea un ejercicio desaconsejable, o puedes encontrar que hacerlo es la manera de avanzar hacia el siguiente nivel de acondicionamiento.

Quema de calorías

Puedes perder calorías al caminar o al trotar. Los alimentos proporcionan energía y los ejercicios nos ayudan a quemarla. Si la energía que entra excede a la que sale, ganarás peso. Tanto trotar como caminar pueden ayudarte a inclinar la balanza para que pierdas peso. El sitio The NineMSN reporta que trotar quema dos veces más calorías que caminar. Por ejemplo, trotar por un minuto quema 10 calorías, mientras que caminar por 10 minutos quema 5 calorías. La página de Internet de la Clínica Mayo reporta que una persona que pesa 200 libras al caminar rápidamente a una velocidad de 3,5 millas por hora (mph) quema 350 calorías después de una hora, contra 730 calorías que quemaría si trota a 5 mph durante el mismo tiempo.

Lesiones

Cuando caminas, es menos probable que sufras lesiones que cuando trotas, señala el Health & Medical Advice. La superficie donde trotas o caminas podría estar desnivelada, con obstáculos, húmeda, con piedras o resbaladiza. Al trotar tienes menos control en la colocación del pie y puedes sufrir lesiones si las condiciones no son adecuadas. No obstante, aún si la superficie en la que trotas está nivelada y sin obstáculos, trotar puede presentar riesgos si las articulaciones de tus rodillas, caderas y tobillos están afectadas por la artritis, si te estás recuperando de algún padecimiento o si tus músculos y tendones no son lo suficientemente para darte la estabilidad que necesitas.

Tu corazón

Tu corazón puede decirte si caminar o trotar es el mejor ejercicio para ti. Si tienes algún padecimiento cardiaco, hipertensión, o simplemente estás fuera de forma, deberías hablar con tu médico antes de involucrarte en un programa de ejercicios. Como cualquier músculo, tu corazón puede sufrir daño si es forzado. Los Centers for Disease Control and Prevention aconsejan realizar 150 minutos de caminata rápida a la semana, como parte de un programa de acondicionamiento cardiaco. Después de algunas semanas tu médico te dirá si estás listo para trotar, lo cual te proporcionará los beneficios de la caminata en la mitad de tiempo. Sin embargo, si presentas padecimientos como la artritis o lesiones en las rodillas o si simplemente deseas pasar más tiempo al aire libre, una caminata rápida con algún amigo o con tu perro puede ayudarte a quemar las mismas calorías y te dará los mismos beneficios cardiacos.

La sensación de los corredores

Si tienes una buena condición atlética, trotar te puede dar otro beneficio que no te da la caminata. Los trotadores y corredores de distancias largas frecuentemente comentan un sentimiento de regocijo, una sensación de placer o bienestar mientras están corriendo la cual persiste tiempo después de correr o trotar. Esto se debe a ciertas sustancias químicas que tu cuerpo produce en tu torrente sanguíneo durante el ejercicio intenso. Algunos corredores dicen que el sentimiento es casi adictivo. Expresan que simplemente no se sienten bien hasta que realizan su carrera diaria

Más galerías de fotos



Escrito por walt pickut | Traducido por karly silva