La mejor dieta para recuperarse de una lesión deportiva

Recuperarse de una lesión deportiva puede ser duro, especialmente si es severa, pero existen formas que pueden ayudar a fomentar la curación y promover la salud. La dieta y la nutrición son excelente formas de ofrecerle a tu cuerpo los nutrientes que necesita para reconstruir músculos y huesos, reparar tejidos dañados y volver a la acción. Habla con tu médico sobre lo que puedes hacer para ayudar a tu recuperación, y consúltalo antes de tomar cualquier suplemento para asegurarte de que sean seguros para consumir.

Vitamina C

Los nutrientes correctos son necesarios para la salud general, pero cuando tu cuerpo está trabajando duro para repararse, las vitaminas y minerales pueden ser más importantes. La vitamina C es una vitamina crucial para la curación, ya que se necesita para reparar tejidos a través del cuerpo. Esta vitamina ayuda en la producción de colágeno, lo que ayuda a hacer tendones, ligamentos, cartílagos y vasos sanguíneos. Las fuentes dietarias de esta vitamina incluyen naranjas, jugo de naranja, pimientos verdes (green peppers), fresas (strawberry), brócoli, patatas (potatoes), zapallos de invierno (winter squash) y tomates. Habla con tu médico sobre si un suplemento de vitamina C es una buena opción para ti.

Calcio y vitamina D

El calcio es un mineral que el cuerpo humano necesita para la salud, y la vitamina D ayuda a que el cuerpo absorba dicho mineral. El calcio es el mineral más abundante en el cuerpo humano, según el National Institutes of Health Office of Dietary Supplements. Es necesario para la contracción muscular, la secreción hormonal y el apoyo de los huesos y dientes fuertes. Si te has roto un hueso con una lesión deportiva, el calcio puede ayudar a fomentar la remodelación y fuerza de los huesos. Las fuentes dietarias de calcio incluyen sardinas, queso, leche, tofu, salmón, espinaca y col rizada (kale). La vitamina D la puede fabricar el cuerpo cuando tu piel queda expuesta al sol y ayuda a que el cuerpo utilice de mejor forma el calcio.

Proteínas

La proteína es esencial para mantener la salud y reparar el cuerpo. Sin la suficiente cantidad de proteínas, puedes perder masa muscular, tener una falla de crecimiento e inmunidad disminuida, tal como explica la Harvard School of Public Health. Existen proteínas completas, que contienen todos los aminoácidos que el cuerpo necesita para construir proteínas y las proteínas incompletas, que contienen algunos aminoácidos. Las fuentes de alimento animal como el pescado y el pollo generalmente son proteínas completas y las proteínas de plantas como nueces (nust), productos integrales y frutas y verduras son proteínas incompletas. Si tienes alguna lesión muscular, la proteína será instrumental para ayudar a reconstruir el tejido muscular fuerte y reparar el tejido dañado.

Alimentos antiinflamatorios

Cuando tu cuerpo se está recuperando de una lesión, la inflamación puede interferir con la cura e irritar los tejidos, y una dieta que contiene nutrientes antiinflamatorios puede ayudar a minimizar la inflamación. Una dieta antiinfalamatoria contiene gran cantidad de frutas y verduras, que tiene fibra y compuestos antiinflamatorios naturales, así como también los antioxidantes que ayudan a proteger las células de los daños. Consumir comidas con ácidos grasos omega 3, como caballa, atún, arenque, nueces (nuts) y semillas, también ayuda a minimizar la inflamación debido a las propiedades antiinflamatorias de esos ácitos grasos esenciales. Deberás evitar o minimizar los azúcares y carbohidratos refinados y las comidas que contienen grasas trans, como las galletas o pasteles envasados, ya que pueden aumentar la inflamación.

Más galerías de fotos



Escrito por jaime herndon | Traducido por aldana avale