El mejor cuidado de la piel para mujeres mayores de 40 años

Antes solías ser capaz de lavar tu cara y estar lista, pero últimamente tu piel ha necesitado una ayuda extra. Una vez que cumples los 40, los productos a los que recurrías al ser un adulto joven ahora pueden resultar demasiado irritantes o resecar tu piel. Si es posible, consulta a un dermatólogo para crear la mejor estrategia para tu tipo de piel, y pregúntale a tu médico sobre los cambios de estilo de vida que benefician a la piel, así como tu salud en general.

Características

La piel madura experimenta la disminución de la producción de colágeno y elastina, los dos elementos responsables de la firmeza de tu piel. A medida que la piel envejece, se vuelve menos elástica, dando como resultado la flacidez y las arrugas. Tu piel también produce menos aceites naturales que no rellenan las líneas finas de la manera que solían hacerlo. Mientras que probablemente no estés padeciendo de una flacidez severa y de arrugas muy profundas a tus 40, puede ser que sí tengas "patas de gallo", manchas y la piel menos firme que hace 10 años. Si en tu adultez también has pasado al menos una década fumando, exponiéndote al sol o consumiendo una dieta poco sana, talvez tengas unas líneas extras o puntos de envejecimiento con los que tengas que lidiar.

Cuidado diario

Tu rutina diaria debe incluir un producto de protección solar o maquillaje y humectante con protección solar adicional. Lava tu cara con un limpiador ligero en la mañana y la tarde, o justo en la noche si tienes la piel excesivamente seca. Aplica el humectante después de lavar o enjuagar tu cara en la mañana, y usa un humectante o crema de noche en la tarde después de lavar tu cara. Un tonificante que no seque tu piel puede ayudar a cerrar los poros y añadir humectación a la superficie, haciendo la piel lucir más lisa y firme, afirma la autora de salud natural Kathi Keville, quien recomienda un tonificador para pieles maduras, o una formula casera con gel de aloe vera, agua de flores de naranjo y aceites esenciales como el de geranio rosa, semilla de zanahoria e incienso.

Cuidado semanal

Exfolia la piel una vez por semana si tienes la piel seca y hasta dos veces por semana para un cutis graso puede ayudar a disminuir las líneas finas y ayudar a la piel a absorber las máscaras y cremas hidratantes. Una vaporización y una mascarilla semanales también pueden ser útiles, especialmente si usas una máscara aptapara tu tipo de piel. Utiliza dos mascarillas de manera alternada si eres propensa a las arrugas y la resequedad en algunas partes de tu cara, y piel grasa con acné en otras.

Productos

Necesitarás tratamiento profesional para ver mejoras marcadas, pero algunos productos de venta libre pueden producir cambios en la piel leves o moderados. Busca las cremas hidratantes y sueros anti-edad con hidroxiácidos para exfoliar la piel, retinol para luchar contra los factores ambientales que contribuyen a las arrugas, la coenzima Q10 para reducir las líneas finas, extractos de té para reducir el enrojecimiento y aumentar la protección con antioxidantes y péptidos de cobre para la producción de colágeno. Compra de protectores solares con un factor SPF de 30 o más y que incluyan el término "protección de amplio espectro" en sus etiquetas.

Ajustes del estilo de vida

Tu rutina de cuidado para la piel debe extenderse a la prevención, así como la reparación y el mantenimiento. Evita dormir sobre tus costados o boca abajo porque con el tiempo estas arrugas producidas por la almohada se vuelven permanentes, advierte el sitio web AgingSkinNet de la American Academy of Dermatology. Si fumas, deja el hábito tan pronto como te sea posible. Mientras que la salud de tus pulmones e más importante que las consecuencias para tu cutis, conocer las consecuencias cosméticas te puede dar un impulso extra para dejarlo. Fumar no solo ocasiona arrugas alrededor de la boca y "patas de gallo" por el movimiento de los músculos involucrados al fumar y el entrecierre de los ojos por el humo, sino que disminuye la producción de colágeno y elastina, de acuerdo con un reconocido sitio web sobre la salud. Combinar el protector solar con el uso de gafas y sombreros es aun mejor para proteger la piel del sol. Los alimentos útiles para mantener la piel saludable incluyen las proteínas magras, con las vitaminas B3, A, C y E que obtienes de las frutas, granos y verduras.

Más galerías de fotos



Escrito por ellen douglas | Traducido por maria del rocio canales