La mejor crema facial para usar cuando se viaja en avión

Los viajes en avión afectan la humectación natural de la piel. Esto probablemente no es noticia para los viajeros frecuentes, pero hay algo peculiar relacionado con el aire de las cabinas de los aviones que parece extraer la hidratación de la piel completamente. Es por eso que es importante preparar tu piel con un humectante de calidad antes de subir a bordo —e incluso otra vez antes de aterrizar, si se trata de un vuelo largo. Podrás descender del avión con mucho estilo, como una verdadera integrante del jet set.

En casa

Antes de salir para el aeropuerto, lava tu cara con agua tibia. Asegúrate de que no esté demasiado caliente, porque eso puede retirar la humedad de tu piel. Cuando hayas terminado, sécate el rostro dando palmaditas —no frotes. La frotación puede causar irritación y resequedad. Aplica después un humectante de calidad para fijar la hidratación.

Piel normal y seca

Un humectante pesado, de base aceite mantendrá incluso la piel más seca bien hidratada. Busca que contengan ingredientes como antioxidantes, aceite de semilla de uva o dimeticona, sugiere el sitio web MayoClinic.com. Incluso la piel normal puede resecarse más rápido de lo que puedes decir "Cielo despejado", durante el viaje en avión. Mantén la piel normal hidratada con un humectante ligero de base agua; busca un producto que contenga, ya sea alcohol cetílico o ciclometicona, un ingrediente derivado de la silicona.

Piel mixta y grasa

Si tienes piel grasa, puede que estés considerando evitar el humectante por completo —no lo hagas. Los vuelos largos pueden resecar e incluso remover aceites esenciales hasta de la piel más grasosa. Busca productos a base de agua que tengan la etiqueta "no comedogénicos". Lo que significa que no bloquearán los poros con aceites no necesarios, pero sí mantendrán la piel suave e hidratada. Para pieles mixtas que son secas en algunas áreas y grasosas en otras, usa diferentes hidratantes para las diferentes áreas, aconseja la revista Marie Claire. Si tu zona T es grasosa, aplica un humectante ligero allí, para la piel reseca en las mejillas, aplica una fórmula más fuerte.

Piel sensible

La piel sensible es propensa al enrojecimiento y la irritación —y ambas condiciones pueden verse exacerbadas por los viajes en avión. Asegúrate de humectar, pero utiliza un humectante formulado especialmente para la piel sensible. Busca ingredientes como manzanilla o aloe, que suavizan la piel. Evita cualquier producto que contenga ácidos, fragancias y colorantes que puedan irritar la piel.

Consideraciones de tamaño

Si estás planeando guardar tu humectante en tu equipaje de mano, asegúrate de que cumple con los reglamentos de tamaño. Para febrero del 2013, las reglas del TSA especificaban que los líquidos, aerosoles y geles —esto incluye tu humectante— deben ser menores a 3,4 onzas o 100 ml. Todos los líquidos que lleves en tu maletín de mano combinados deberán caber en una bolsa plástica de un cuarto de galón. No trates de llevar tu tubo completo de humectante. Existen muchas posibilidades de que tendrías que tirarlo y nadie quiere desperdiciar crema facial en perfecto estado.

Otras consideraciones

La mayoría de las líneas aéreas te dejan comprar agua embotellada después del punto de revisión de seguridad. Compra una botella y bébela. Entre más agua bebas antes y durante el vuelo, menos reseca lucirá y se sentirá tu piel cuando desciendas. Una vez a bordo, evita las bebidas con cafeína y el alcohol, ya que éstas pueden quitar más humedad de tu piel, prefiere el agua.

Más galerías de fotos



Escrito por rebecca desfosse | Traducido por reyes valdes