¿Es mejor comer antes o después de usar la cinta para correr?

Es importante que te alimentes antes y después de usar la cinta para correr. Esto no significa que comer cualquier cosa antes y después del entrenamiento mejorará tu rendimiento. Seguir ciertas pautas puede prepararte para un entrenamiento más exitoso y acelerar la recuperación. Habla con tu médico antes de hacer cambios en tu dieta o rutina de ejercicios, en particular si padeces una enfermedad.

Comidas

Entrenar con el estómago lleno puede provocar calambres, malestar estomacal y náuseas. Si piensas comer mucho antes del ejercicio, hazlo con tres o cuatro horas de anticipación. Puedes optar por comidas pequeñas dos horas antes del ejercicio, pero no consumas nada que pueda causar malestar estomacal. Para una energía óptima, elige comidas fáciles de digerir y ricas en carbohidratos, que liberan glucosa en la sangre y te brindan energía.

Sorbos de líquido

Treinta minutos antes del ejercicio, asegúrate de hidratarte correctamente. A menos que pienses pasar más de una hora en la cinta para correr, el agua será suficiente. Si entrenarás por más de 60 minutos, opta por una bebida deportiva. Estas bebidas te ayudarán a recuperar los electrolitos que pierdes durante el entrenamiento intenso. El sodio presente en las bebidas deportivas también ayuda a una hidratación rápida.

Luego del ejercicio

Recupérate con un refrigerio dentro de los 30 minutos posteriores al entrenamiento en la cinta para correr. Estos refrigerios deben contener carbohidratos y proteínas, como frutas con yogur o un sándwich de mantequilla de maní y jalea. La glucosa ingresa al organismo de manera más eficiente durante los primeros 30 minutos posteriores al ejercicio y se almacena para prepararte para tu próximo entrenamiento en la cinta.

Necesidades calóricas

No uses el entrenamiento en la cinta como una excusa para comer todo lo que quieres. Ten en cuenta que quemas unas 100 calorías por milla si corres o caminas. Esto significa que si corres durante 30 minutos a un ritmo de una milla cada 10 minutos, quemarás 300 calorías. A menos que seas un corredor de largas distancias, tus necesidades calóricas no difieren demasiado, de quienes no coreen.

Más galerías de fotos



Escrito por tatty bartholomew | Traducido por valeria d'ambrosio