¿Es mejor cocinar el filete sobre la estufa o en el horno?

Incluso una sartén de hierro fundido muy caliente o una plancha no pueden replicar un filete a la parrilla de carbón de leña, y la mayoría de los asadores para uso en el hogar no pueden acercarse a las temperaturas de sus primos comerciales. De hecho, si son asados en una parrilla o en una sartén, el terminar los filetes en el horno es un procedimiento estándar en los restaurantes en todas partes, por una buena razón. Emplear la parte superior de la estufa y el horno en conjunto resulta en un dorado y ternura perfectos de los filetes preparados en un restaurante.

Envidia de equipamiento

Un equipo de calidad comercial no es necesario para realizar un gran filete. Las cocinas a gas y eléctricas tienen sus ventajas. El gas alcanza generalmente un calor más alto, pero un horno eléctrico emplea el calor más uniformemente. Si bien una cocina de combustible dual (la parte superior de gas emparejado con un horno eléctrico) es sin duda ideal para cocinar carne, solamente las piezas absolutamente necesarias de equipo son una sartén de hierro fundida de buena calidad y una cocina de cualquier tipo, siempre que la fuente de calor sea confiable.

Preparación y selección del filete

Cualquiera sea el corte de carne que vayas a cocinar, elige filetes con vetas de grasa uniformes de por lo menos una pulgada de espesor, pero menos de dos. Una hora antes de la cocción, retira la carne del refrigerador y déjela a temperatura ambiente. Poner carnes refrigeradas directamente en el calor evita el efecto de dorado y produce filetes irregularmente cocinados. Sazona la carne por ambos lados con sal y pimienta a gusto.

Empiézalo sobre la estufa

Precalienta el horno a 450 grados Fahrenheit. Una vez listo el horno, calienta una sartén de hierro fundida ligeramente aceitada a fuego medio-alto hasta que el aceite comience a echar un poco de humo. Agrega mantequilla a la sartén. Cuando la mantequilla se haya derretido y la espuma disminuya, añade los filetes. Dependiendo del grosor de los mismos, dóralos de 2 a 3 minutos por cada lado, hasta que ambos lados están bien caramelizados.

Termínalo en el horno

Transfiere la sartén con la carne al horno precalentado. En contraposición a terminar los filetes en la parte superior de la estufa, trasladándolos al horno para el detener el dorado en el punto ideal, permites que el interior de la carne se continúe cocinando sin quemarse el exterior. Dependiendo del grosor de los filetes, deberían tomar no más de 7 minutos de cocción. Retira la carne del horno y déjela reposar, ligeramente cubierta con papel de aluminio, durante unos 5 minutos antes de servirla.

Más galerías de fotos



Escrito por dominic miller | Traducido por marcela carniglia