El mejor calzado para correr para arcos altos

Los arcos altos generalmente son una indicación de un pie supinado, o inclinarlo hacia afuera al correr. Esta condición puede causar una serie de efectos secundarios perjudiciales, incluyendo calambres en las piernas, la tensión del tobillo, fracturas en la tibia, fascitis plantar o ruptura del ligamento. Debes encontrar el calzado adecuado para los arcos altos y así evitar molestias y maximizar tu potencial de funcionamiento. Por supuesto, si todavía sientes molestias o dolor, consulta a tu médico.

Identificar tu arco


Visita a tu podólogo.

Un análisis de marcha libre en una tienda de zapatos o una visita a tu podólogo puede ayudar a diagnosticar un arco alto y si necesitas un determinado tipo de calzado. Si no tienes acceso a ninguno de ellos, puedes examinarte a ti mismo. Al salir de la ducha o bañera, echa un vistazo a tu huella. Una impresión estrecha y curva con sólo una tira delgada conexión de la bola y el talón del pie indica un arco alto y posiblemente un indicativo de supinación.

Es mejor el amortiguador


Los zapatos con mucha amortiguación por lo general tienen poco apoyo en el arco, algo que un pie con arco alto no necesita.

Los zapatos con mucha amortiguación por lo general tienen poco apoyo en el arco, algo que un pie con arco alto no necesita. Los arcos del pie altos suelen proporcionar poca absorción de choque, por lo que el pie apreciará el relleno adicional.

Forma del zapato


Lo último es el modelo sobre el cual se moldea el zapato.

Lo último es el modelo sobre el cual se moldea el zapato y también se refiere a la forma del zapato. Busca unos tennis que tengan una curva. Esta estructura beneficia al pie para que tenga un movimiento más neutral. Un zapato flexible puede ser otra características buena ya que hacen que el calzado tenga amortiguación. La flexibilidad en el zapato es cuando la parte superior se cose en un calcetín y se fija a la suela sin ninguna barrera entre ellos.

Cómo comprar


Algunas personas necesitan aparatos ortopédicos diseñados especialmente y moldeados por un podólogo.

Pruébate los zapatos al final del día, ya que el pie se hincha y tendrás la mejor opción para correr. Si compras las zapatillas recomendados y sigues teniendo problemas que se derivan de la supinación, mejor visita a un ortopedista. Puedes comprar el calzado fuera de la tienda, posiblemente esto sea suficiente. Sin embargo, algunas personas necesitan aparatos ortopédicos diseñados especialmente y moldeados por un podólogo.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por sofia semo