El mejor calzado para caminar y correr para personas con fascitis plantar

Las fascitis plantar puede ser una condición muy dolorosa que afecta a muchas personas activas, desde las que practican caminata o trotan hasta los corredores y corredores de máxima velocidad. Seleccionar un calzado adecuado y reemplazar tus tenis viejos y gastados son pasos necesarios para favorecer tu curación y evitar que esta enfermedad dolorosa recurra.

¿Qué es la fascitis plantar?

La fascitis plantar ocurre cuando la fascia plantar, una lámina plana de tejido conjuntivo que va de tus dedos al hueso del talón, sufre un esguince, lo que causa dolor, inflamación y debilidad en tu pie. Causa que uno o ambos de tus talones duelan cuando soportan cualquier cantidad de peso y puede empeorar mucho después de estar de pie, caminar o correr.

Consejo 1. Calzado adecuado

Puede sonar sencillo, pero zapatos que calzan mal es una de las principales causas de que los corredores y trotadores o caminadores por recreación desarrollen fascitis plantar. Al elegir un nuevo zapato, consulta con un vendedor y pide que te calcen el zapato. Asegúrate de que consideren tanto la longitud como el ancho de tu pie y menciona si has notado que tu pie se hincha al ejercitarse. Asegúrate de que el tenis te calce adecuadamente y pueda albergar cambios en el tamaño de tu pie que ocurren al ejercitarse, esto es vital para prevenir recurrencias de fascitis plantar.

Consejo 2. Corrección de la pronación

Si tus pies se doblan hacia adentro cuando caminas o corres, significa que eres un "pronador". La pronación es normal hasta cierto grado y prevalente en la mayor parte de la población, sin embargo, la pronación excesiva puede ocasionar muchas lesiones y es una de las principales causas de fascitis plantar. Ya que la pronación es muy común, casi todos los zapatos y tenis tienen distintos estilos incorporados en sus modelos que lo corrigen. Al elegir un nuevo zapato, visita una tienda de calzado para ejercicio; con frecuencia su personal de ventas está entrenado para analizar la biomecánica de tu marcha y decirte si eres o no pronador. Podrán decirte qué tipo de zapato específico te ayudará a corregir la pronación y qué grado de corrección es adecuado para tus pues.

Consejo 3. Buen soporte del arco y planta acolchonada

Tu fascia plantar es el ligamento que soporta el arco longitudinal de tu pie. Si estás propenso a desarrollar fascitis plantar es probable que tengas un arco débil y requieras soporte adicional en tus tenis. Este soporte adicional disminuirá la carga en tu fascia plantar y prevendrá un estiramiento excesivo al ejercitarte. Comprar un zapato con una suela acolchonada te ayudará a proteger tu talón y disminuir el dolor al cursar con una exacerbación de fascitis plantar.

Más galerías de fotos



Escrito por erin paige | Traducido por karly silva