El mejor calzado para caminar para supinación

No hay un enfoque universal que nos indique cómo encontrar el mejor calzado para caminar. Si estás entre aquellas personas que supinan -es decir que tus pies giran hacia afuera en cada paso- puede ser más difícil encontrar un calzado que brinde apoyo a tus pies. La durabilidad, la comodidad y el soporte para el arco son características críticas que tu calzado de caminar debe tener para mantener una caminata por más tiempo, más rápida y más fuerte.

Girar hacia afuera

Como caminar, correr y saltar son movimientos naturales para la mayoría de las personas, los mecanismos requeridos para hacer estos movimientos rara vez son considerados. Sin embargo, tus pies reciben mucho estrés con estas actividades simples. La colocación apropiada de los pies, repartiendo el peso parejamente entre ambos, ayuda a mantener la comodidad mientras realizas cualquiera de ellos. Al supinar, tus pies se van hacia afuera, por lo que la parte exterior de tus pies reciben peso extra. Esto puede causar dolor o lesiones. Según Foot Levelers, la supinación es muy rara. Menos del 10% de las personas sufren este problema. Es más común en la gente que tiene altos arcos.

Mantente en rumbo

Si supinas, los bordes exteriores de tus zapatillas para caminar podrían desgastarse rápidamente. El dibujo de la suela podría borrarse, lo que puede contribuir a resbaladas y caídas. Además, la entresuela exterior podría desgastarse, causando no sólo pies fríos y mojados, sino también menos soporte para el arco. El calzado de suelas gruesas con dibujos profundos en las suelas son apropiados para caminar para quienes cuentan con este problema ya que duran más. Con los años, algunos fabricantes de calzado para correr han ofrecido zapatillas en las que la mitad del exterior de la entresuela era más densa que la interior. Un podólogo podría indicarte dónde podrías conseguir este tipo de calzado.

Soporte para tus pies

La supinación puede causar una variedad de lesiones y complicaciones, incluyendo dolor de pies, rodillas y caderas. Si quieres mantenerte activo sin molestias y dolores, tu calzado debería tener un soporte de arco incorporado para corregir la supinación. Estos mecanismos proveen amortiguación y zonas de impacto acolchadas para absorber el estrés de la caminata. Los pies de los que sufren de pronación giran excesivamente hacia el interior. El calzado que no tiene protección anti-pronación podría ser útil para los supinadores. Generalmente estas zapatillas son descritas como neutrales y presentan entresuelas de una densidad y curvas duraderas.

Añadir un poco de comodidad

La comodidad es uno de los elementos más importantes al seleccionar calzado para caminar. No sólo debe el calzado ser duradero y proveer soporte correctivo para tu problema, sino que también debe calzar apropiadamente para que puedas caminar tanto como quieras. Cuando te pruebes el calzado, da una pequeña caminata por la tienda para ver cómo se siente. Asegúrate de que el largo de tu zapatillas tenga un espacio de dedo pulgar desde el dedo más largo de tu pie hasta el borde del calzado, para que tus pies no estén apretados. Para un mejor soporte, especialmente para los supinadores, la parte más ancha del calzado debería abrazar la parte más ancha de tu pie cómodamente para darle a la parte exterior un soporte extra.

Más galerías de fotos



Escrito por parker bowles | Traducido por maría marcela mennucci