Qué es mejor: barras o aros

Barras y aros son dos tipos diferentes de joyas para el cuerpo. Cada uno es mejor aproximadamente la mitad de las veces -- algunos piercings requieren aros, algunos requieren barras y otros pueden ser de ambas formas. La Association of Professional Piercers, el organismo regulador de la industria del piercing, recomienda tipos de joyas para cada tipo de perforación en el cuerpo.

Tipos de anillos

Los dos tipos más comunes de aros usados en perforaciones del cuerpo son los de captura de perla y los de segmento. Un anillo de perla cautiva tiene una pequeña abertura y los extremos del aro mantienen la perla en su lugar. Un anillo sin aberturas reemplaza la perla con una sección del anillo en sí, lo que permite al aro girar por completo a través de la perforación. El estilo que elijas depende en gran medida de la estética. Si prefieres la decoración, es probable que desees un aro de perla cautiva. Si quieres sutileza, es mejor un aro de segmento.

Tipos de barras

Hay tres tipos de barras: rectas, curvas y circulares. Una barra recta es una barra de metal con cuentas de rosca que se atornillan en cada extremo. Una barra curva es una barra doblada en forma de plátano, mientras que una barra circular tiene forma de herradura. Las barras de calidad se enroscan internamente y no externamente. En el primer caso, las roscas están en las perlas; en el último, las roscas están en la barra. Las roscas de la barra pueden irritar una perforación nueva, por lo que los perforadores no suelen recomendar la variedad de roscado externo.

Piercings comunes y joyas

Los piercings comunes que utilizan barras rectas son los de lengua y pezón. Un perforador profesional inserta una barra más larga en la perforación inicial para dar lugar a la hinchazón, y cambia la barra cuando baja la hinchazón. En el ombligo se utilizan más frecuentemente barras curvas, mientras que las barras circulares se utilizan comúnmente para tabiques y cejas. Los lugares más comunes para los aros son las orejas, pero también se usan en los pezones, los labios y la nariz. Otra pieza común de joyería es el perno labret, que es una barra con un disco plano enroscado en la parte trasera. Los perforadores utilizan los labret para la mayoría de los piercings alrededor de los labios.

Cuidados posteriores

Jabón anti-bacteriano y sal de mar son tus mejores amigos cuando se trata de la curación de las perforaciones. Después de lavar con jabón, sumerge la zona perforada en solución salina, que se hace con 1/8 de cucharadita de sal marina no yodada en 8 onzas de agua destilada caliente. El método de inmersión depende de la localización de la perforación, el perforador puede aconsejarte. Usa la misma solución como un enjuague bucal para las perforaciones de la boca. La mayoría de soluciones comerciales para piercing, el alcohol, el enjuague bucal antiséptico y el peróxido de hidrógeno son innecesariamente fuertes y pueden irritar las perforaciones en lugar de curarlas.

Más galerías de fotos



Escrito por s.r. becker | Traducido por mar bradshaw