¿Puede la meditación provocar mareos?

Al entrar en el estado consciente de meditación tiene efectos fisiológicos medibles, incluyendo el aumento del flujo de sangre al cerebro, baja presión arterial, relajación muscular y baja frecuencia respiratoria. Debido a que te relajas durante la meditación, no es inusual experimentar un período de aturdimiento después, pero raramente es un síntoma negativo. De hecho, se sugiere la meditación como terapia para personas con algunas condiciones que causan mareos, como el trastorno de ansiedad y enfermedades del corazón.

El estado meditativo

Aunque existen muchas técnicas para entrar en meditación, el propio estado de meditación es esencialmente simple y natural. Es cualitativamente diferente de cualquiera de los estados como despierto normal o el estado de sueño, ya que a pesar de que tu cuerpo está relajado e inmóvil, tu mente permanece alerta y concentrada. En lugar de centrarte en nada en particular, sin embargo, aquellos con experiencia en la meditación entrenan su mente para descansar en el vacío o el espacio entre los pensamientos. Se requiere práctica y disciplina para entrar en meditación profunda, pero un principiante puede experimentar algunos de los beneficios y los efectos incluso después de un corto periodo de sesiones.

Beneficios y efectos

La meditación reduce el estrés, ayudando a desvincularte de la confusión de pensamientos, emociones y sensaciones que fluyen constantemente a través de tu conciencia. La tranquilidad que experimentas durante la meditación tiene un efecto beneficioso en muchas enfermedades relacionadas con el estrés, como el cáncer, enfermedades del corazón y las alergias, te hace sentir más ligero. Las energías bloqueadas por las actividades diarias normales comenzarán a fluir y tu cuerpo tiene la oportunidad de volver a equilibrarse de acuerdo a tu propia sabiduría innata. Puedes interpretar esto como una sensación de mareo o vértigo leve después de la sesión, especialmente si terminas la sesión de forma abrupta.

Técnicas de respiración y cánticos

La técnica de meditación más simple, sentado en silencio y sin hacer nada, es para muchas personas la más difícil, por lo que muchas técnicas alternativas se han ideado a lo largo de los siglos. Algunas incluyen el canto, otras incluyen ejercicios de respiración y otras incorporan las sugerencias de un entrenador capacitado. Puedes sentirte mareado mientras haces ejercicios de respiración y canto, porque se altera tu consumo de oxígeno y afecta a tu cerebro. Si la sensación se vuelve incómoda, MedlinePlus recomienda aumentar el dióxido de carbono en tu sistema deteniendo la técnica momentáneamente y exhalando lentamente y de manera constante a través de los labios fruncidos o cubriéndote la boca y una fosa nasal con la mano y respirando lentamente a través de la otra fosa nasal.

Mareo bienvenido

La meditación no es la única actividad que puede producir una sensación de mareo. Puedes experimentar una sensación similar después de recibir la terapia de acupuntura o incluso un masaje profundo. El acupunturista Ahuti Ferid le da la bienvenida, diciendo que es una señal de que el tratamiento fue exitoso. Significa que las energías bloqueadas se están moviendo de nuevo y eso es un signo de salud. Una vez que te das cuenta de que el mareo es normal después de la meditación profunda, puedes comenzar a darle la bienvenida. Puede ser desconcertante, sin embargo, por lo que es siempre una buena idea levantarte con cuidado después de tu sesión, caminar despacio y beber mucha agua.

Más galerías de fotos



Escrito por chris deziel | Traducido por gabriela nungaray