Medirse el cuerpo para el seguimiento de la pérdida de peso

Ser capaz de cuantificar el éxito en la pérdida de peso es un factor importante para mantener el impulso. Sin embargo, a veces el tratar de encontrar una manera tangible de medir el éxito puede ser difícil. El medir la circunferencia corporal y los pliegues cutáneos son maneras simples de medir el progreso que has logrado.

Establece una línea de base


Al comenzar un programa de pérdida de peso, es importante registrar tus medidas del cuerpo desde el principio.

Al comenzar un programa de pérdida de peso, es importante registrar tus medidas del cuerpo desde el principio. Estas medidas actúan como tu punto de partida y te proporcionarán un punto de partida para comparar con las mediciones posteriores. Si no registras esta información será difícil cuantificar cuán lejos has llegado.

Mediciones de la circunferencia


Evita usar la cinta métrica demasiado apretada, ya que esto puede dar lugar a resultados inexactos.

Las mediciones de la circunferencia del cuerpo se realizan mejor con un par de manos extra presentes. Esto asegura mediciones exactas. Registra las mediciones de los brazos, el cuello, el pecho o busto, la cintura, las caderas y los muslos. Para los brazos, mide en el centro del músculo del bíceps que, generalmente, es la parte "más carnosa" del brazo superior. Mide el cuello en la mitad, entre la base de la mandíbula y la parte superior de la clavícula. Para la medida del pecho, mide la parte más completa de la línea del pecho y busto. La parte más estrecha del estómago, a menudo ligeramente por encima del ombligo, es donde se debe medir la cintura. La parte más completa de los glúteos es donde se debe medir para las caderas. Para medir los cuádriceps, encuentra el punto medio entre la rodilla y la cadera. Evita tirar de la cinta métrica y dejarla demasiado apretada, ya que esto puede dar lugar a resultados inexactos.

Mediciones de pliegues cutáneos


Tu entrenador u otro profesional de la salud evaluará la cantidad de grasa subcutánea.

Las mediciones de los pliegues cutáneos implican el uso de pinzas. Las pinzas miden el espesor de la grasa debajo de la piel. Estas medidas se toman en lugares muy específicos en el pecho, el abdomen, el muslo y el brazo. Tu entrenador u otro profesional de la salud evaluará la cantidad de grasa subcutánea en estos lugares al pellizcar una parte de la piel. Estas mediciones se toman tres veces en cada ubicación. Dado que estas medidas son más difíciles de recoger y registrar con precisión, lo mejor es contar con la ayuda de un profesional de la salud o utilizar las mediciones de la circunferencia.

Baja de la báscula


Enfócate en los cambios en tus medidas y no en el número en la báscula.

No es raro que te cuelgues en el número que ves en la báscula, o que te peses con frecuencia durante toda la semana. Si bien la pérdida de peso implica un descenso real en el peso corporal, la báscula no te avisa de los cambios en la composición corporal. El tejido muscular es más denso que el tejido graso y, por lo tanto, el músculo pesa más. Enfócate en los cambios de tus medidas y no en el número en la báscula.

Más galerías de fotos



Escrito por kate richey | Traducido por gabriela martinez