Cómo medir el calzado de baloncesto

Seleccionar el tamaño correcto para el calzado de baloncesto puede ser una de las decisiones más importantes que hacer cuando juegas. De acuerdo con Podcare.com, usar zapatos de baloncesto de la talla incorrecta puede dañar los pies causando problemas que van desde ampollas y uñas encarnadas hasta problemas ortopédicos con los tobillos. Aprendiendo algunos trucos del oficio y midiendo adecuadamente tus pies, puedes asegurarte de comprar el tamaño correcto y evitar lesiones.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Regla o cinta métrica

Instrucciones

  1. Mide tu pie en casa con una regla o una cinta métrica o ve a una tienda de artículos deportivos o especializada en calzado deportivo y haz que midan tu pie mide o te digan tu talla. Si te mides en casa, debes medirte con las medias puestas, parado, y comparando la medida con cualquier tabla de tallas estándar, aconseja Podcare.com. En la guía del comprador en línea, el minorista Dick's Sporting Goods señala que es importante obtener una medición precisa y actual porque la forma y el tamaño de tu pie pueden cambiar con el tiempo.

  2. Pruébate el calzado y párate para obtener una medición más precisa. De acuerdo con Podcare.com, los pies se hacen más largos y se expanden cuando estás de pie.

  3. Deja un pequeño espacio entre tu dedo más largo y el extremo del calzado. Podcare.com sugiere dejar un espacio de entre 1/4 y 1/2 de una pulgada. El sitio explica que este espacio está diseñado para evitar problemas de uña y mantener al pie en su lugar en el calzado.

  4. Selecciona una talla que deje espacio a tus pies para moverse un poco pero que no estire demasiado los dedos de los pies y la parte delantera del pie. Los dedos del pie que están demasiado apretados pueden provocar ampollas, problemas de uñas, callos y callosidades.

  5. Comprueba para asegurarte que tu talón esté seguro en tu calzado y no se mueva hacia arriba y abajo o se salga del calzado cuando te mueves. El talón debería quedar ajustado, lo que ayuda a mantener el pie estable.

Más galerías de fotos



Escrito por timothy onkst | Traducido por mariano abrach